PONFERRADINA

El partido de Paris: se le salió el hombro, le anularon un gol y marcó el de la victoria

El lateral navarro fue el protagonista de la victoria de la Ponferradina ante el Almería que pone segundos a los bercianos en la tabla clasificatoria.

0
El partido de Paris: se le salió el hombro, le anularon un gol y marcó el de la victoria
Luis de la Mata DIARIO AS

Paris Adot es el hombre del día en Ponferrada. El lateral navarro recuperó la titularidad ante el Almería y fue el protagonista de una victoria que pone segunda a la Ponferradina marcando el gol de la victoria y otro más que Arcediano Monescillo le negó tras consultar el VAR.

El propio Paris reconocía este lunes que "sigo sin entender por qué lo anulan, aunque al final se quede un poco en anécdota porque tuve la suerte de meter otro gol y ganar, pero viendo la jugada no lo veo claro para que entre el VAR. La verdad es que no sé cuál es el procedimiento que siguieron". Más allá de las interpretaciones arbitrales, el navarro se fue "contento" de un partido que comenzó con problemas: "En la primera parte se me desencajó el hombro y el doctor tuvo que metérmelo, pero pude seguir bien".

El jugador apuntó a la fortaleza defensiva de la Ponferradina, que sumó su tercer partido con la portería a cero, como clave para la buena racha de resultados de los de Bolo: "El 95 por ciento de los partidos que ganamos son así, lo importante es el equipo, el trabajo y el compromiso de todos. Los detalles acaban marcando, pero si no hay ese trabajo del resto del equipo no consigues nada y ayer se volvió a ver ante uno de los mejores equipos de Segunda, sobre todo ofensivamente".

Cuatro victorias en cinco partidos dan para que los aficionados hagan todo tipo de cábalas sobre la posibilidad de un ascenso, pero en el vestuario de la Deportiva tienen las cosas claras: "Me parece una locura, está bien que estemos contentos, pero en la jornada 5 no se puede hablar de nada. De momento vamos bien, pero queda tanto por delante que no hay que hablar de otra cosa. El míster nos lo recalca mucho, no somos ni mejores ni peores que nadie, simplemente tenemos que seguir trabajando y todo llegará. Lo importante es llegar a los 50 puntos y a partir de ahí, lo que el equipo dé de sí".

Eso sí, Paris reconoció que jugar con la afición de su parte es un plus para la Ponferradina en El Toralín: "Personalmente tenía ganas de jugar en casa de verdad, porque no conocía lo que era jugar con nuestra gente. He venido de rival, pero no es lo mismo que disfrutar de tu gente. Estamos encantados con el ambiente que se vive aquí y eso también influye en los resultados. Llevamos tres de tres e intentaremos seguir dando alegrías".

Respecto a la próxima cita de la Ponferradina, de nuevo en casa ante el Málaga (domingo, 16.00 horas), el lateral deportivista advirtió de que "ellos han empezado fuertes y será un partido difícil, pero al final todos los partidos son así, venga quien venga todos van a ser complicados y nosotros tenemos que seguir haciendo lo mismo".