BARCELONA

Collado: caso abierto

La situación del canterano del Barça es insólita y digna de un examen de derecho deportivo. El club inicia una investigación, la AFE advierte de una posible irregularidad y la RFEF se ve superada.

0
Collado: caso abierto
MIGUEL RUIZ LALIGA

El caso de Àlex Collado (22 años) no tiene precedentes y supone un problema legal digno de ser un ejercicio para aprobar un máster de derecho deportivo. A día de hoy el ex capitán del Barcelona B y uno de los jugadores más prometedores de la cantera se encuentra en un limbo legal del que nadie sabe muy bien cómo puede salir. De momento, el Barcelona ha iniciado una investigación al tiempo que ha pedido a la Federación la rehabilitación del futbolista que de momento no tiene ficha mientras que la Asociación de Futbolistas Españoles apoya al jugador y advierte al Barça que podría estar incurriendo en una irregularidad.

Los hechos son los siguientes. Collado, que esta temporada ya dejaba de ser jugador del filial, no cuenta este curso para Koeman y a principios de agosto el Barça pacta su cesión al Brujas. El jugador abandona la concentración de Alemania y viaja a Bélgica, pero el acuerdo se rompe a última hora. El club belga trata de incluir a última hora una cláusula de compra por el futbolista a lo que él se niega porque quiere regresar al Barça.

Se reincorpora al primer equipo, pero Koeman no cambia de opinión y el último día del mercado el Barça pacta su cesión al Sheffield United, de la Championship. A media tarde del día 31 de agosto catalanes e ingleses completan el acuerdo y ya todo depende del acuerdo entre el jugador y su nuevo equipo, pero la documentación no llega a tiempo para ser inscrito en Inglaterra. Se queda en Barcelona sin ficha y ahora está en el limbo legal.

El Barcelona ha iniciado ante situación dos vías de actuación. Por una parte ha pedido a la RFEF que le vuelva a dar a Collado la ficha y les permita inscribirle, porque su cesión estaba condicionada al acuerdo del futbolista con su nuevo club que no se llegó a hacer. Pero por otra parte ha iniciado una investigación para ver qué es lo que pasó en esas horas. De momento han consultado a los agentes del jugador, pero están a la espera de la versión del Sheffield, que insinúa que fueron estos agentes los que retrasaron el envío de la documentación para boicotear el fichaje y que ellos no entienden nada.

Por su parte, Diego Rivas, secretario general de la AFE, advertía el jueves en SER Catalunya que “la situación es ilegal y Àlex podría denunciar al Barcelona”. Mientras la RFEF no sabe por donde meter mano al caso, el Barça investiga y la AFE amenaza, sus agentes buscan una salida al jugador en algún mercado que siga abierto. Un caso insólito.