BARCELONA

El 'último baile' de Coutinho

Koeman está dispuesto a darle una última oportunidad. Ante el Bayern de Múnich tendrá minutos. Será su reaparición 259 días después de su lesión.

0
El 'último baile' de Coutinho
David Ramos Getty Images

Tras la marcha de Leo Messi y Antoine Griezmann, el jugador franquicia del Barcelona es Philippe Coutinho. Llegó en enero del 2018 a golpe de talonario, tras abonar 120 millones de euros al Liverpool más la posibilidad de 40 más en variables. Este monto total de 160 millones le etiquetaba como el jugador más caro de la historia del FC Barcelona.

Sin embargo, muy pronto, todas las expectativas con el jugador se empezaron a desmoronar. Sin encontrar nunca una posición -Valverde le colocó como extremo izquierdo con nefastos resultados-, empequeñecido por la sombra de Leo Messi, sin conectar con la afición -llegó a taparse los oídos tras marcar un gol ante el United- y con un carácter introvertido, su aventura en el Barcelona se tranformó en un auténtico despropósito, con la guinda hace un verano, donde hurgó en la herida de la humillación de la Champions ante el Bayern (2-8), siendo el autor de dos goles y una asistencia, aprovechando su cesión al equipo bávaro.

Semejante cúmulo de acontecimientos invitó a pensar a la nueva directiva, encabezada por Joan Laporta, que la mejor opción era un traspaso. Sin embargo, el mercado no estaba para grandes alegrías y la oferta por Coutinho no llegaba. Ni tan siquiera un precio de salida de 30 millones, devaluado a todas luces, fue suficiente para poner al jugador en el mercado.

Evidentemente su lesión tampoco ayudaba a buscarle una salida. Su último partido se remontaba al 29 de diciembre del 2020, contra el Eibar en el Camp Nou (1-1). Una grave lesión en el menisco, con operación incluida, y una nefasta rehabilitación, le llevaron a viajar a Brasil para buscar una segunda opinión y volver a pasar por el quirófano. De esta forma una lesión que tenía que suponerle cuatro meses fuera de los terrenos de juego acabó siendo de casi nueve meses.

La suerte que tiene Coutinho es que Koeman cuenta con él. Ya le mostró su apoyo antes de lesionarse y lo ha vuelto a hacer ahora, asegurando a Laporta que lo ve un jugador recuperable y que puede aportar muchas cosas. Tras recibir el alta el pasado 7 de agosto y después de casi cuatro semanas entrenándose con el grupo, le ha llegado la hora a Coutinho: 259 días después reaparecerá en un campo de fútbol.

El técnico holandés tenía la intención de darle unos minutos ante el Sevilla, pero el brasileño tendrá que esperar unos días más, al aplazarse finalmente el encuentro. Su reaparición vendrá con 'morbo' incluido: será el 14 de septiembre, ante el Bayern, en el estreno de la Champions. Todo un reto para un jugador devaluado, menospreciado y vilipendiado. En sus manos está salir como un héroe o un impostor. Saldrá a la pista para protagonizar su 'último baile'.