ITALIA

Sarri se quedó sin un fichaje por... ¡tener un email incorrecto!

La Lazio presentó una oferta por Filip Kostic por escrito, pero el Eintracht nunca la recibió. 'Bild' indica que tenían mal anotada la dirección de correo electrónico.

0
Sarri se quedó sin un fichaje por... ¡tener un email incorrecto!
DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Problemas con el fax, con los horarios... El frenesí del 'Deadline Day' convierte a este último día con la ventana de fichajes abierta en una auténtica locura que arroja un sinfín de historias curiosas. Pero, quizá, la de Filip Kostic, futbolista del Eintracht, y el Lazio se lleva la palma en 2021, puesto que Maurizio Sarri se quedó sin su anhelado fichaje por un error bastante 'sospechoso'.

El extremo serbio interesaba a los romanos y trasladaron esa querencia a las Águilas. Así, desde Frankfurt les instaron a que presentasen una oferta por la cantidad demandada (15 millones de euros, más otros tres en bonificaciones) por correo electrónico y así lo hicieron. Sin embargo, según ha confirmado el propio Igli Tare, director deportivo biancoceleste, algo se torció por el camino...

La oferta que nunca llegó

"Hace seis o siete días informé a Markus Krösche (homónimo de Tare en el Eintracht) que nos gustaría contar con Kostic. Se nos pidió que hiciéramos una oferta por escrito y así lo hicimos, por correo electrónico, según lo demandado. Luego se declaró públicamente que no había oferta...", explicó el rumano en unas declaraciones recogidas por 'Bild'.

El diario alemán, además, arroja luz al suceso: parece ser que la Lazio no tenía la dirección de correo electrónico correcta del Eintracht, que, efectivamente, nunca recibió la propuesta oficial. Es más, añaden que, quizá, el error fue a propósito, puesto que el precio que les hubiera costado Kostic se estimaba demasiado dispendio (aunque el valor del jugador de 28 años es de 30 millones, según Transfermarkt). Sea como fuere, Maurizio Sarri se queda compuesto y sin su anhelado fichaje y el verano regala una historia enrevesada, pero, sin duda, curiosa.