MILAN 4 - CAGLIARI 1

La cara que se te queda cuando marcas un gol inexplicable: el gol de Brahim hay que verlo...

Está a tal nivel de inspiración que ya hasta marca sin querer con la espalda. Su cara tras el tanto lo dice todo. Inexplicable.

AStv