INGLATERRA

James, cerca de volver a su equipo trampolín

Según Fabrizio Romano, el Everton y el Oporto habrían llegado a un acuerdo para un intercambio entre los colombianos Luis Díaz y James Rodríguez.

0

El futuro de James Rodríguez sigue en el aire. A falta de dos días para que se cierre el mercado de fichajes, el Everton trata de encontrarle una salida al jugador colombiano, puesto que Rafa Benítez le comunicó que no contaba con él para la presente temporada. Según informa Fabrizio Romano, el club de la ciudad de Liverpool confía en hacerse con los servicios de Luis Díaz, extremo internacional con Colombia actualmente en el Oporto, quien considera una prioridad recalar en la Premier League. Este movimiento provocaría que James volviera a jugar en la entidad portuguesa, una vez se alcance el acuerdo económico entre ambos clubes.

De este modo, el centrocampista cafetero volvería al equipo que le dio a conocer entre el gran público y en el que militó durante tres temporadas. James Rodríguez jugó en el Oporto 108 partidos en los que anotó 32 goles y registró 41 asistencias, además de alzarse con 3 Ligas, 3 Supercopas, 1 Copa y la UEFA Europa League. Gracias a su gran rendimiento en el fútbol portugués debutó con la selección absoluta de Colombia y dio el salto al AS Mónaco, que posteriormente le llevaría al Real Madrid.

Sin embargo, el Everton no ha sido el único club interesado en la situación de James Rodríguez. Como ya contamos a principios de agosto, el AC Milan también mostró su interés en hacerse con los servicios del colombiano, viendo los deseos del mediocampista cafetero de jugar en la liga italiana, la única de las 5 grandes que le falta por disputar.

Con todo ello, el diario Record de Portugal afirma que Luis Díaz es un jugador fundamental en el proyecto del club portugués y que James Rodríguez no es una prioridad para Sérgio Conceição, entrenador de los dragones. Quedan dos días para que se cierre el mercado estival de fichajes, en los que se deberá dilucidar el futuro de estos dos jugadores colombianos.