LAS PALMAS

El fácil encaje de Viera

“Un futbolista bueno te hace mejor cualquier sistema de juego”, sostiene Pepe Mel. Esta mañana pasó el reconocimiento médico y se entrenó por su cuenta.

0
Jonathan Viera, jugador de la UD Las Palmas, durante una sesión de entrenamiento.
Carlos Diaz-Recio

Desde que acabara la pasada temporada, incluso mucho antes de que empezara la actual, ya se sabía que la mejora principal que debía acometer Las Palmas era pertrecharse en defensa, pues 53 goles encajados son del todo incompatibles con más aspiraciones que la permanencia. Poco importaba el caudal ofensivo del equipo, del que nunca existió dudas.

Por eso, desde el primer día de la pretemporada, el equipo de Pepe Mel ensaya tanto con una línea de tres centrales con sus correspondientes carrileros como con una zaga de cuatro hombres, intercambiables ambas disposiciones, tanto que sea desde el inicio del partido como durante el mismo.

Ahora, con Jonathan Viera en la plantilla, todo puede cambiar. O no. "Un futbolista bueno te hace mejor cualquier sistema de juego", aseguraba el entrenador de Las Palmas antes de viajar a Girona, cuando ya se sabía que el regreso de Viera era una simple cuestión de horas.

En cualquier caso, el vestuario amarillo es consciente de la necesidad de arropar a Viera, tal su ascendente en el grupo, indiscutible el salto de calidad de Las Palmas con el mediapunta, sobre quien vertebrará todo el juego del equipo una ve esté físicamente disponible. Con la escolta de Sergio Ruiz por detrás, Maikel Mesa aparece como el principal opositor a ese doble pivote que tanto gusta a Mel, igual con cinco defensas que con cuatro. Falta por comprobar, igualmente, las prestaciones de Mfulu.

Igualmente, el poderío del juego entre líneas, más ahora con Viera, multiplica las bondades del juego de Las Palmas. "Los demás equipos saben que ahí somos realmente peligrosos", apunta igualmente Mel. Esa asociación que puede generarse entre futbolistas como el propio Viera, Moleiro, Pejiño, Ruiz, Kirian, Mesa o incluso Peñaranda y Jesé bajando a recibir el cuero le dan otra dimensión al juego de ataque de la UD.

Precisamente, el propio Viera pasó esta mañana el obligado reconocimiento médico que confirmó definitivamente su fichaje. Posteriormente se dirigió a la Ciudad Deportiva de Las Palmas para llevar a cabo su primer entrenamiento, de momento en solitario por sus molestias en la rodilla. Su progresiva integración en el grupo de trabajo de Pepe Mel retrasará unas semanas su debut.

Jonathan Viera, jugador de la UD Las Palmas, durante una sesión de entrenamiento.