NIZA- MARSELLA

"Un insulto para el fútbol"

Niza y Marsella protagonizaron el domingo una de las imágenes más vergonzosas de los últimos años. Todavía no ha terminado el partido.

0
"Un insulto para el fútbol"

Transcurría el minuto 75 de partido en el Allianz Riviera. Dimitri Payet se disponía a lanzar un córner cuando una botella impactó en su espalda. La reacción del internacional francés, tras haber caído al suelo, fue la de devolver esa botella al fondo de los ultras del Niza. Un gesto que desencadenó una invasión de campo y una pelea entre ultras y jugadores del Marsella que provocó la suspensión inmediata del encuentro entre el Niza y el Olympique de Marsella que iba 1-0 a favor del conjunto local.

En medio de los altercados, varios integrantes del Olympique de Marsella sufrieron lesiones, lo que provocó que Pablo Longoria, presidente de la entidad, se negara rotundamente a devolver a su equipo al terreno de juego con el grupo ultra del Niza campando a sus anchas con el beneplácito del presidente, Jean-Pierre Rivère, que aseguró minutos después que no entendía la actitud del OM para no volver al terreno de juego, afirmando que los ultras le habían asegurado que la seguridad estaba garantizada. Payet, protagonista directo en los incidentes, sufrió un hematoma en la espalda, mientras que Luan Peres y Guendouzi, ambos jugadores del OM, mostraron símbolos de estrangulamiento, en unas imágenes que rozaron el ridículo para el fútbol francés.

Entre tanto, la LFP ha emitido hoy un comunicado en el que convocaba a Niza y Olympique de Marsella el miércoles para intentar conciliar a ambas partes y buscar una solución. Según informó RMC Sport, no se descarta ningún escenario respecto al desenlace del encuentro. Se habla desde que le pueden dar al Niza el partido ganado por no salir el OM al terreno de juego (amparándose literalmente en el reglamento), hasta que el partido se reanude con 0-0 y sin público o incluso la posibilidad de que el Marsella gane el encuentro por los incidentes con los ultras. De momento, lo único que se sabe es que la reunión acontecerá el miércoles y que el objetivo de la LFP es que la victoria se gane en el terreno de juego.

Por otra parte, Roxana Maracineanu, ministra de deportes francesa, consideró hoy en RMC Sport que los incidentes acontecidos el domingo son “un insulto al fútbol”. La política, además, confirmó que la Fiscalía de Niza ya ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y aseguró que habrá sanciones severas para todos aquellos que sean identificados como responsables de la trifulca. “Estoy luchando contra todo odio en los estadios. La LFP y los representantes de los clubes tienen que ser responsables y sancionar con sentido común, de acuerdo con lo sucedido y visto en el campo. Es inaceptable que nuestra afición arroje objetos, sea violenta y se lance al terreno de juego. Los clubes que albergan partidos son los responsables principales de la seguridad de los jugadores, del cuerpo técnico, de los árbitros y de lo que sucede en la grada. Me reservo el derecho a presentar cargos contra la agresión. Sin embargo, ya he visto que el fiscal se ha hecho cargo del caso. Espero que las autoridades puedan realizar su trabajo con tranquilidad y que haya cargos penales contra los designados como responsables, y luego espero que las autoridades deportivas tomen las medidas disciplinarias necesarias y que se dé ejemplo en Europa”, subrayó la ministra.