REAL VALLADOLID

"No queremos pasta... ¡queremos ascender!"

El público volvió a Zorrilla y mostró su malestar por la posible marcha de Marcos André, pero también disfrutó de su estadio y de volver a ver ganar a su equipo meses después

Valladolid
0
"No queremos pasta... ¡queremos ascender!"
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO

Toda una temporada sin entrar al estadio, viendo los partidos por televisión. 18 meses después de aquel 8 de marzo de 2020 el público volvió a Zorrilla y lo hizo con ganas de ver, animar a su equipo y de disfrutar de la sensación del fútbol en directo y encima... ganando.

El acceso pausado y con orden, sin estridencias, fue dando paso al bullicio típico de una grada de fútbol y los sonidos fueron poblando el estadio. 10.000 abonados agraciados en el sorteo, más los compromisos del club dejaron una cifra cercana a los 11.000 asistentes que dieron un buen ambiente al partido, cuestión que era fácil, ya que en los anteriores el ambiente había sido nulo.

Las gradas dejaban ver los huecos a los que ya no estábamos acostumbrados, pero que por respetar las distancias de seguridad, hicieron que el personal se repartiera y espaciara con cuidado. Los servicios de seguridad tuvieron que acudir eso sí a la zona de la grada de animación, tras la portería en ese momento de la primera mitad defendida por el Real Valladolid, para indicarles que tenían que vivir el partido sentados, cosa que hicieron... durante un rato, eso sí, se pudo ver el cumplimiento del tema 'mascarilla' con bastante rigor.

A pesar del resultado, el partido no fue plácido y eso lo demuestran los silencios de Zorrilla cuando el equipo no juega o lo pasa mal, y los murmullos ante fallos de pase o control como los que tuvo Sekou en alguna jugada, pero en general la gente aplaudió, disfrutó y cantó a pleno pulmón el golazo de Javi Sánchez y el que cerraba la cuenta de Toni.

Los prolegómenos del choque vinieron marcados por la figura de Marcos André, a un paso del Valencia, al que Pacheta dejó fuera no sólo de equipo, sino incluso de la convocatoria, remarcando en sala de prensa que ya había avisado de que "sólo voy a contar con los que tengan la cabeza puesta en el Valladolid", en clara referencia a la situación por la que pasa el brasileño. El público tampoco fue ajeno a esta circunstancia y Ronaldo tuvo que escuchar en el palco con claridad el cántico mayoritario de los aficionados: "No queremos pasta... ¡queremos ascender!"; este plebiscito espontáneo se echó de menos el año pasado, cuando la soledad del equipo y el silencio de la grada contribuyó al descenso.

Volvió el público a Zorrilla, volvieron los aplausos, los gritos de gol, los lamentos por las ocasiones falladas o la incertidumbre por el resultado. Es otro pequeño paso que se da para intentar arañar normalidad al virus y a sus efectos. Ojalá que pronto los que se quedaron fuera puedan volver a pisar el cemento del templo blanquivioleta y cantar los goles de Toni y compañía.

VALLADOLID, 20/08/21. PHOTOGENIC. PARTIDO DE LA LIGA SMARTBANK ENTRE EL REAL VALLADOLID Y EL REAL ZARAGOZA.