CELTA

La argentinización del Celta

Desde la llegada de Coudet en noviembre, el equipo vigués ha fichado cuatro jugadores argentinos y todavía puede llegar alguno más.

Hace un año el Celta no tenía representación argentina en su plantilla. Sin embargo, la llegada de Eduardo Coudet en el mes de noviembre cambió esta dinámica. El Chacho llegó rodeado de cuatro compatriotas (Ariel Broggi, Guido Cretari, Octavio Manera y Carlos Fernández). Desde entonces, los refuerzos del equipo celeste fueron en su mayoría compatriotas de su entrenador.

En el mercado invernal llegaron Aarón Martín, Augusto Solari y Facundo Ferreyra. Estos dos últimos fueron los dos primeros refuerzos argentinos para la plantilla. Desde la salida de Gustavo Cabral en 2019, la bandera argentina estuvo ausente en el vestuario olívico. Solari y Ferreyra debutaron a lo grande en el Metropolitano, pero el paso de las jornadas supusieron el adiós del delantero. El extremo, por su parte, sigue contando para el Chacho.

Llegó el mercado estival y la política no cambió. El primero en llegar fue Franco Cervi, quien a punto estuvo de aterrizar ya en enero. A él se sumaría más tarde Matías Dituro, mientras que Javi Galán fue el único fichaje no seleccionable para la albiceleste. Cervi es el fichaje estrella de este verano, pero de momento empezó el curso en el banquillo, mientras que el guardameta ha dado la sorpresa relegando a Rubén Blanco al banquillo.

Miñambres todavía rastrea el mercado en busca de un central y un delantero y entre los numerosos nombres que se han relacionado con el Celta, varios son argentinos. El Chacho tiene mucho poder en la toma de decisiones de los fichajes y el gran conocimiento que tiene de sus compatriotas puede hacer aumentar la colonia argentina en Vigo.