BARCELONA

"La situación es dramática"

Laporta responde a Bartomeu y califica la carta que le envió como "una serie de mentiras con las que trata de justificar lo injustificable".

0
"La situación es dramática"
Alejandro García EFE

Joan Laporta salió al paso de la carta pública que le envió Josep Maria Bartomeu diseccionando a grandes rasgos las conclusiones de la 'due dilligenge' de la entidad y que arroja una realidad económica del club más que precaria. Las pérdidas este ejercicio serán de 481 millones de euros "que ya están auditadas y presentadas a la Liga. El impacto por el COVID son 91 millones. La masa salarial es el 103% de los ingresos del club (617 millones), lo que supone un 25% más que nuestros competidores para una deuda total de 1.351 millones", según dijo Laporta.

El presidente explicó que el patrimonio neto negativo es de 455 millones de euros. La situación financiera fue definida como el presidente como "dramática, pero que está en vías de solucionarse en dos años y no se corre el riesgo de cambiar el modelo de club por una SAD".

La carta de Bartomeu fue calificada por Laporta como "llena de mentiras. Es el intento de justificar lo injustificable. Un ejercicio de desesperación. De entrada, aprobamos las cuentas por razones técnicas para no paralizar el club. Su junta es responsable del ejercicio hasta el 17 de marzo del año 2021. Nadie se escapará de su responsabilidad. Mienten y se creen su mentira, como por ejemplo cuando dicen que dimitieron por el Procicat. Dimitieron porque tenían una moción de censura encima. Más mentiras: el presupuesto que presentaron imaginando ventas reducciones de sueldo, el Barça Corporate. Tampoco redujeron salarios en las cantidades que dijeron. Todo eran las cuentas de la vieja".

Para Laporta, la junta anterior, se saltaba todos los controles internos del club, "no solo con I3 Ventures, también con el Espai Barça, en los departamentos de informática, márketing o con la deuda contraída para que no pasara por la asamblea".

En su explicación inicial Laporta señaló que convocaba la rueda de prensa para "poner en contexto la situación económica en la que nos hemos encontrado el club. Lo primero que tuvimos que hacer al aterrizar fue pedir un crédito puente de 80 millones a Goldman Sachs para poder pagar las nóminas y reparar unas patologías en el estadio que podían poner en peligro la integridad de los asistentes al estadio".

Destacó Laporta que la anterior junta había cobrado por adelantado los derechos de televisión y lo que se tenía que cobrar de jugadores mediante un crédito al 9 por ciento de interés.

También señaló que las decisiones deportivas eran equivocadas, con jóvenes con contratos cortos y veteranos con contratos largos a los que hay que sumar comisiones exageradas a intermediarios. "Se ha gastado dinero a la velocidad de la luz. De manera exagerada se ha gastado mucho dinero en la política salarial hasta el punto que LaLiga nos tiene por un club incumplidor y ha abierto expedientes por ello".

El presidente se felicitó del "retorno del público, que supone el retorno de aire fresco. Había ganas de volver al campo en un ambiente convulso por la salida del mejor jugador del mundo. Pero se demostró que el Barça está por encima de todo"

En cuanto al proyecto inciado por Bartomeu del Barça Corporate, Laporta destacó que "ninguna de las propuestas era aceptable. No se valoraban ni las academias, ni el proyecto Barça Studios, que jurídicamente no estaba previsto para ser vendido.

También aludió al Caso Neymar: "No es verdad que hayamos perdonado 16 millones al jugador. Le recordaría el pacto vergonzoso e interesado con la Fiscalía para condenar al Barça a cambio de que Rosell y Bartomeu quedaran exonerados de responsabilidades penales. Lo que hicimos fue eliminar riesgos que no podíamos pagar.

En el Espai Barça, Laporta también cargó contra Bartomeu: "Nunca dijeron que había que reubicar a los espectadores de primera a la tercera grada. El Estadio Johan Cruyff se presupuestó por cuatro millones y costó 20. Estamos rehaciendo el proyecto del Espai Barça para hacerlo sostenible que necesitará un refinanciamiento que pasará por la asamblea para iniciar obras en verano del 2022. El proyecto ha quedado obsoleto".

Acabó Laporta diciendo que "con lo único que me quedo de la carta es el último párrafo, en el que dice que si se derivan responsabilidades, se ofrece a buscar soluciones porque sabe que hay irregularidades. Es lo único que aporta en una carta que consta de ocho puntos que son ocho mentiras. Si hay que depurar responsabilidades, lo haremos, pero es precipitado adelantar la forma de hacerlo".