LAS PALMAS

Ramírez: "Soy yo quien cancelo una comida con Quique Setién en Santander"

El presidente amarillo contesta al técnico cántabro y desmiente el supuesto interés del club en contratarle de nuevo, como dijo el entrenador en Jot Down.

0
Ramírez: "Soy yo quien cancelo una comida con Quique Setién en Santander"
CARLOS DIAZ-RECIO DIARIO AS

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas, ha ofrecido este jueves una entrevista en la Cadena Ser en la que explicó su versión sobre los últimos contactos que tuvo el club insular con Quique Setien hace unos meses, como explicó el entrenador ayer en Jot Down.

Según el dirigente, que en un primer momento dijo "no voy a contestar a Setién", aseguró que lo que ocurrió es que "se propuso una comida en Santander con Luis Helguera y Jon Narbaiza y yo no autoricé que viajara a esa comida porque yo no estaba interesado en que Setién volviera a Las Palmas. De ahí viene el problema. Fui yo quien canceló la reunión en Santander".

Además, Ramírez, a las palabras del cántabro en las que detallaba que "un problema grave que tenían ahí era el presidente. El presidente es un hombre complicado. De hecho, yo me marcho por él, y ahora me ha llamado para volver, hace cuatro o cinco meses", dijo que el paso de Setién por la entidad "es agua pasada" y añadió que "no puede caer tan bajo y hablar de lo que no procede".

Nombres propios

Sobre otras cuestiones de actualidad, el presidente habló de Sergio Ruiz, que acaba su cesión de amarillo en diciembre, dejando entrever que podría seguir. "A día de hoy se va en diciembre, pero si las cosas sale como queremos, igual no se va. Hay posibilidades de que se quede", comentó.

A esta opción se sumaría la llegada de Jonathan Viera, que "estará con nosotros en diciembre con toda seguridad".

Por último, tuvo palabras para Sergio Araujo, del que comentó sobre su salida que "tengo muy buena relación con él, pero está de moda cabrearse con el presidente cuando las cosas no salen como uno quiere" y añadió que "nadie se va traspasado a un equipo de la noche a la mañana, pero Araujo quiso vender su historia para quedar bien con la afición".