INGLATERRA

El Arsenal prepara un nuevo golpe

James Maddison se ha convertido en el favorito de Arteta para reforzar su centro del campo. El Leicester quiere 70 millones, pero los gunners esperan llegar a un acuerdo.

0
El Arsenal prepara un nuevo golpe
Alex Pantling Getty Images

El Arsenal de Mikel Arteta se ha propuesto volver a la élite y no quiere esperar más. Nuno Tavares, Sambi Lokonga y Ben White ya han llegado al Emirates Stadium, pero los Gunners no paran ahí. Tras reforzar la parcela defensiva y añadir músculo a la sala de máquinas, llega el turno de la parte creativa del centro del campo. El anhelo antes de la apertura del mercado era Odegaard, antes del noruego fue Aouar el gran deseado, pero quien se coloca como el mayor favorito en estos momentos es James Maddison.

Así lo recoge el Mirror, que añade incluso que ya habrían presentado una oferta, la cual no satisfizo al Leicester. Los foxes no quieren dejar salir al internacional inglés por menos de 70 millones de euros, cantidad desorbitada si tenemos en cuenta que el Arsenal ya ha invertido 84 millones a lo largo del verano: 58,5 en White, 17,5 en Lokonga y 8 en Tavares. Así, el conjunto gunner plantea ahora suavizar la inversión con la inclusión de algún jugador en el trato: Joe Willock, Reiss Nelson o Eddie Nketiah, señala el citado medio.

De esta manera, Edu está trabajando en un movimiento que sea del agrado de todas las partes para poder contentar a Arteta, ferviente admirador de Maddison. Football.london va más allá y reduce el listado de tres a uno, siendo Willock el que se ha colocado sobre la mesa de las oficinas del King Power Stadium para desencallar el fichaje. El centrocampista impresionó en su cesión el curso pasado en el Newcastle y el Arsenal quiere aprovechar ese impulso para convencer al Leicester.

Negociación complicada

Sin embargo, ambos medios coinciden en que, de momento, los de Brendan Rodgers no dan su brazo a torcer. No tienen urgencia y por todos es conocido su dureza a la hora de negociar, véase el traspaso de Maguire al United dos años atrás. "En conversaciones con el club me han dejado claro que no tenemos necesidad de vender. Los jugadores quieren quedarse", señaló el técnico recientemente. En ese contexto deberá moverse el Arsenal si quiere completar el que sería un gran golpe en sus aspiraciones para volver a ser un equipo a tener cuenta para los primeros puestos.