FRANCIA

Los diez mejores fichajes de la Ligue 1

La competición francesa arranca el viernes en un verano en el que el PSG se ha reforzado con creces y ha presentado su candidatura a ganarlo todo.

0
Los diez mejores fichajes de la Ligue 1
Atef Safadi EFE

Tras dos meses de espera, la Ligue 1 reabre sus puertas este viernes con un interesante Mónaco-Nantes. La competición francesa cerró el telón con la victoria inesperada del Lille y, esta temporada, el PSG ha sido el gran agitador del mercado. Los parisinos han realizado uno de los mejores veranos de su historia y, en Diario AS, repasamos las que han sido, hasta la fecha, las diez mejores incorporaciones del fútbol francés.

1. Sergio Ramos (PSG)

Sin duda alguna, el de Sergio Ramos por el PSG ha sido el fichaje del verano en la Ligue 1. El internacional español aterriza en la capital francesa tras haber liderado la defensa del Real Madrid durante muchos años, consiguiendo cuatro Champions y siendo un líder tanto dentro como fuera del campo. Precisamente, el PSG necesitaba un jugador de su calibre para aspirar a ganar la Champions League, una competición en la que se necesita grandeza y de eso el camero va sobrado.

Aunque los parisinos no necesitaban reforzarse en el eje de la zaga tras el gran rendimiento mostrado por Marquinhos y Kimpembe, la llegada de Ramos le da un plus a Pochettino para afrontar las noches más importantes de la Copa de Europa. Si el defensa tiene una competición fetiche, esa es la Champions League, un torneo por el que nació el PSG con la inversión millonaria de Nasser Al-Khelaïfi. Ramos acercará a su nuevo equipo a ganar la ansiada orejona y para liderar uno de los proyectos más ambiciosos, sino el que más, del fútbol europeo.

2. Achraf Hakimi (PSG)

Como decíamos, el PSG ha tenido uno de los mercados más importantes de su historia, con permiso del verano en el que consiguió juntar a Neymar y Mbappé. Además de Ramos, Leonardo ha incorporado a Achraf Hakimi, pieza clave del Inter que salió campeón de la Serie A en mayo y uno de los mejores laterales derechos de la actualidad. Tras muchos años con inseguridades, el PSG tiene por fin un lateral que aporte ofensivamente y que sea decisivo en el último tercio del campo.

En apenas un mes, Achraf ya se ha hecho amo y señor de la banda derecha del PSG. De hecho, el marroquí ha sido la voz cantante de cada ataque parisino en pretemporada, mostrando una superioridad física arrolladora y siendo una bala en cada internada por la banda derecha. Falta saber si Pochettino acudirá a las necesidades del canterano del Real Madrid, ya que es un jugador que se ha mostrado mucho más cómodo actuando como carrilero que como lateral en una línea de cuatro defensas. Todo hace indicar a que así será, ya que Ramos, Marquinhos y Kimpembe son tres centrales que, a priori, deberían ser titulares en el nuevo proyecto del PSG.

3. Myron Boadu (AS Mónaco)

Este verano, el éxodo de talentos holandeses a la Ligue 1 ha sido imparable. El Niza ha fichado de una tacada a Pablo Rosario, Calvin Stengs y Justin Kluivert y, por su parte, el Mónaco ha hecho lo mismo con Myron Boadu. El delantero de 20 años se ha convertido en una de las incorporaciones más importantes del mercado estival en la Ligue 1, costándole 17 millones al conjunto monegasco y aterrizando en el Principado para ser una de las principales armas ofensivas del equipo que dirige Kovac.

Boadu llega a la Ligue 1 tras haber registrado 32 goles y 11 asistencias en 64 partidos de la Eredivisie. Pieza clave de Países Bajos en el último Europeo sub 21 (en el que por cierto, Boadu le marcó un doblete a Francia en cuartos de final), Boadu peleará por ser titular en un Mónaco que cuenta con delanteros de la talla de Volland, Ben Yedder o Golovin. El neerlandés es un delantero que aporta fuerza, potencia y definición en el último tercio del campo y seguramente se haga con la titularidad en poco tiempo.

4. Gerson (Olympique de Marsella)

El Olympique de Marsella ha decidido hacer una revolución en materia de fichajes durante el mercado estival para aspirar a entrar entre los tres primeros clasificados de la Ligue 1. Una de las incorporaciones que le han dado un salto cualitativo a Sampaoli es la de Gerson, que aterrizó por 25 millones procedente del Flamengo y ha sido una de las sensaciones durante la pretemporada. El brasileño era uno de los mayores talentos de Sudamérica y Sampaoli había insistido bastante a Longoria para efectuar su fichaje.

La de Marsella no será la primera experiencia de Gerson en el fútbol europeo. El centrocampista tuvo un breve pasaje por la Serie A, no llegando a imponerse en la Roma y en la Fiorentina. No obstante, todos coinciden, incluido el jugador, en que llegó demasiado pronto a Europa y el Gerson actual poco o nada tiene que ver con el que salió siendo un niño al fútbol italiano. Velocidad en conducción, dinamismo y, sobre todo, calidad en su pierna izquierda son varias de las características que mejor definen a un jugador que, seguramente, le de muchas grandes noches de gloria al Velodrome.

5. Kamaldeen Sulemana (2002)

Con tan solo 19 años, el de Kamaldeen Sulemana ha sido uno de los fichajes más caros del verano en la Ligue 1. El Rennes desembolsó 17 millones en el talento ghanés, que maravilló la temporada pasada en el Nordsjælland y se convirtió en una de las grandes sensaciones del fútbol nórdico. A última hora, Sulemana declinó una oferta muy importante del Ajax para unirse al Rennes, equipo que dirige el multimillonario Pinault y que, poco a poco, lo ha ido instaurando en lo más alto del fútbol francés.

Sulemana fue uno de los jugadores que más regates con éxito tuvo durante el curso pasado. Acumuló más de 4 regates por partido, una anomalía para un jugador de su edad, y acabó con cinco goles y seis asistencias. Números que, unidos a todso lo que genera, han sido suficientes para el Rennes, que tendrá esta temporada al talentoso Jérémy Doku en una banda y a Sulemana en otra. El desparpajo que atesora el extremo, unido a su rapidez para agitar los partidos y su extraordinaria capacidad para el regate, hacen presagiar que estamos ante un talento que tiene todavía muchos techos que derribar.

6. Gianluigi Donnarumma (PSG)

El de Donnarumma por el PSG es uno de esos fichajes que se entienden como un golpe de autoridad. El campeón de Europa con Italia en la pasada Eurocopa decidió no renovar con el Milan y Leonardo no desaprovechó la oportunidad de incorporar al que es, sin ninguna duda, el portero con más futuro del fútbol europeo. Donnarumma, que lleva siendo titular desde que tiene 16 años, aterriza en el PSG con la difícil papeleta de desbancar a Keylor Navas de la titularidad, habiendo realizado el costarricense dos temporadas a un nivel altísimo en la capital francesa e incluso guiando al PSG a su primera final de la Champions.

Aunque la decisión final depende de Pochettino, el PSG ficha a Donnarumma no para que sea titular ahora (que también, según se interprete), sino para que sea su guardián de la portería durante más de una década. Leonardo renovó a Keylor Navas hasta 2024 en marzo sin saber la oportunidad de mercado que se le abría con el ya exjugador del Milan y, aunque el costarricense tiene la confianza plena del club, Donnarumma no saldrá cedido a ningún equipo, en un claro mensaje de que el italiano quiere imponerse desde el primer minuto. Un fichaje de una magnitud gigantesca para un PSG que contará por primera vez en mucho tiempo con dos porteros de primerísimo nivel.

7. Calvin Stengs (OGC Niza)

Como Myron Boadu, el fútbol francés ha decidido invertir en talentos de la Eredivisie para darle a la competición un salto cualitativo. Otro de los que han decidido emigrar a Francia ha sido Calvin Stengs, internacional con Países Bajos sub21 y uno de los mayores talentos del fútbol neerlandés. A pesar de haberse frenado su progresión por una complicada lesión, el Niza ha invertido 15 millones en un jugador al que la calidad se le salen de los bolsillos. Calidad para el último pase, velocidad en el regate, capacidad asociativa partiendo desde la banda y, sobre todo, temporización en situaciones límite, son varios de los atributos que mejor definen al ex del AZ Alkmaar y que encajan como anillo al dedo en el 4-4-2 que practicará Galtier en Niza.

Stengs aterriza en la Ligue 1 con la premisa de hacerse el líder en ataque de uno de los proyectos más atractivos del fútbol francés. Ineos es el propietario del Niza y su objetivo es el de intentar pelearle la Ligue 1 al PSG a corto plazo. Aunque no ha habido suerte en sus dos primeros años en Francia, la llegada de Stengs, unida a la de otros talentos como Kluivert, Lemina, Rosario o incluso Jean-Clair Todibo (además de Galtier en el banquillo), hacen presagiar que esta puede ser una de las temporadas en las que el Niza pueda aspirar a ser una de las grandes sorpresas de la temporada en el fútbol francés.

8. Loïc Badé (Rennes)

Tras una temporada de muchas dificultades en defensa, el Rennes ha decidido invertir 17 millones en uno de los centrales con más futuro del fútbol francés, Loíc Badé. El canterano del Le Havre llegó gratis hace un año al Lens y, en tiempo récord, se hizo amo y señor de la defensa de los norteños, que estuvieron a un paso de acabar en puestos europeos siendo un recién ascendido. Badé fue el mejor central que ha tenido el Lens desde la irrupción de Varane y eso le ha permitido al joven defensa salir a un equipo que estaba necesitado de un jugador de sus características tras la salida de Damien Da Silva al Olympique de Lyon.

Si algo define a Badé, es la personalidad. Con apenas 20 años, al defensa no le tembló el pulso para imponerse en la Ligue 1 en su primera temporada en la máxima división del fútbol francés. Tiene calidad para sacar el balón jugado, siendo diferencial en el pase el largo y luego es un jugador que, casi siempre, gana los duelos por mera intuición. Suele evitar el choque a la hora de ir a cortar el balón y eso le ha permitido salir airoso de una gran cantidad de duelos a lo largo de su carrera. Ahora, el siguiente paso es imponerse en el Rennes antes de dar el salto a un equipo grande de Europa en vistas del potencial que atesora el jugador.

9. Mattéo Guendouzi (Olympique de Marsella)

Tras haber dejado el Lorient en Ligue 2 siendo un niño, Guendouzi vuelve al fútbol francés buscando todavía encontrar su rumbo como jugador. Entre medias, ha sido internacional absoluto con Francia, llegó a asentarse en el centro del campo del Arsenal y deleitó al Emirates con grandes actuaciones. Sin embargo, su constante irregularidad, esa que le ha lastrado durante toda su carrera, le han impedido asentarse en la élite. Ahora, el franco-marroquí llega cedido al Marsella con el objetivo de ser un pilar importante en el renovado equipo de Sampaoli.

Guendouzi es un jugador que necesita un contexto muy favorable para brillar. Se vio en el Arsenal, se vio en la sub 21 francesa y también se vio en el Hertha la temporada pasada. No es un centrocampista que brille sacando la pelota cerca de los centrales y tampoco es un interior que domine los tiempos para mantener posesiones muy largas. El canterano del Lorient es un interior al que le gusta agitar en conducción y al que, sobre todo, le encanta llegar por sorpresa en segunda línea. En un equipo que cuenta con jugadores como Kamará y Gerson para hacer ese rol de organizadores y con un Sampaoli que acumula muchos jugadores por dentro para dominar a través de la posesión, Guendouzi puede encontrar, por fin, un equipo que le dote de herramientas para explotar definitivamente.

10. Jean-Clair Todibo (Niza)

Jean-Clair Todibo ha dejado de ser oficialmente jugador del Barcelona en verano para fichar por el Niza, que ejerció la opción de compra de 8,5 millones que tenía sobre el central. Durante seis meses, el canterano del Toulouse demostró en su retorno a la Ligue 1 que todavía tiene mucha tela que cortar y se asentó en un equipo castigado por los constantes problemas defensivos que le han impedido acabar en puestos europeos. La presente temporada será decisiva para ver si Todibo es un central capacitado para liderar un equipo importante del fútbol europeo o que, sin embargo, su irrupción en Toulouse fue un espejismo.

El Niza ha decidido darle al internacional con Francia sub 20 las riendas defensivas del proyecto. Junto a Dante, Todibo puede complementarse a las mil maravillas, aportando uno la experiencia y otro la velocidad a campo abierto y el sentido de la anticipación. Es cierto que todavía tiene que pulir bastantes cosas, entre ellas el temporizar y el no salir de zona constantemente por la excesiva confianza que tiene en su físico, pero si algo ha mostrado Todibo recientemente, y más en el Niza, es que es un líder y no se intimida contra ningún rival. Un carácter necesario para el Niza, que no ha podido aspirar a grandes cosas peses a sus grandes inversiones debido a la falta de contundencia de la que ha adolecido en los últimos años.