SEVILLA

Rekik: "La gente de Sevilla es muy feliz y vive bien con poco"

El defensa, que ya se ve "más sevillano que neerlandés": "Es normal que Luuk De Jong quiera volver al PSV, jugó muy buenos años allí".

0
Rekik: "La gente de Sevilla es
muy feliz y vive bien con poco"

Karim Rekik (26, La Haya, Países Bajos) llegó hace un año al Sevilla para fortalecer el centro de la defensa de Julen Lopetegui. Con más protagonismo en esta pretemporada, espera tener más continuidad en los planes del técnico y demostrar que tiene potencial para ganarse un sitio en su esquema con más asiduidad que durante el pasado curso.

En el amistoso contra Las Palmas se le vio de central, su sitio natural aunque la pasada campaña jugó casi siempre de lateral izquierdo por exigencias del equipo.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
17R. Sociedad 0 0 0 0
18Sevilla 0 0 0 0
19Valencia 0 0 0 0
Clasificación completa
Próximos partidos
Sevilla - Rayo D-15/08 22:15
Getafe - Sevilla L-23/08 20:00
Elche - Sevilla S-28/08 19:30
Calendario

*Datos actualizados a fecha 30 de julio de 2021

-Sí, aunque ante el Alavés en el último encuentro de LaLiga pude actuar de central. Es mejor para mí, he jugado ahí casi toda mi vida. Pero si el entrenador quiere, actuaré de lateral izquierdo.

Debe ser difícil competir para un puesto con Koundé y Diego Carlos...

-Cuando fiché por el Sevilla sabía que el equipo era muy fuerte, y no sólo en mi posición. ¡Acababa de ganar la Europa League! Diego Carlos y Koundé son buenísimos, claro, pero eso ayuda a que dé lo mejor de mí y que intente estar preparado para suplirles en cualquier momento.

Hablando de Koundé, ¿cómo le ha visto en su vuelta? ¿Cree que seguirá?

-A Jules lo veo feliz, con la sonrisa de siempre. No sé qué pasará con su futuro. Cuando juegas tan bien en el Sevilla es normal que otros equipos importantes te quieran fichar.

¿Y a su compatriota De Jong, le ve en el PSV?

-Jugamos juntos allí. Ha venido lesionado. Nos reímos mucho, tenemos una gran relación. Es normal que el PSV quiera recuperarle y que él quiera volver. Jugó muy buenos años en Eindhoven. Si se va, le echaré de menos.

Luuk fue a la Euro. ¿Hay sana envidia por jugar con la selección?

-Vi la Euro, me puso triste la eliminación porque pienso que mi país tiene buenos jugadores. Aunque no pienso mucho en la Selección. Sería un bonus. Mi padre es de Túnez y hace muchos años le llamaban para que les eligiera, pero ya he jugado varios partidos con la oranje.

¿Qué ha aprendido este año que lleva en LaLiga?

-Ya conocía el campeonato, que es de los mejores del mundo. He aprendido mucho jugando de lateral, pero también una vida nueva, una lengua, otra cultura. Me gusta descubrir cosas de España, también de Sevilla y del Sevilla.

¿Le gusta la ciudad?

-Me encanta. La gente aquí es muy feliz y vive bien con poco. En Alemania y Países Bajos ganan más dinero pero están muy estresados. En Sevilla está el sol, la gente en la calle todo el día... Se respira felicidad.

¿Le han dado el carnet ya de sevillano?

-(Risas) Sí, creo que soy más sevillano que neerlandés. En serio, yo toda mi vida he dormido siesta y eso no es normal allí.

¿Tiene algún ídolo futbolístico?

-Pues curiosamente, Paolo Maldini. Un hombre que jugó de lateral y de central zurdo, como yo. Y siempre me han encantado delanteros como Ronaldo y Ronaldinho.

Bryan Gil se marcha a Inglaterra. Usted jugó en el City. ¿Qué le puede decir de la Premier?

-Inglaterra es más física, diferente. Hay jugadores de gran tamaño. Mi hermano tiene 19 años y va a hacer la pretemporada con el Arsenal. Es central, aunque puede jugar de pivote. Con personalidad y suerte se puede triunfar allí.

¿Qué espera de la próxima temporada?

-No quiero decir que podemos ganar la Champions, claro. Pero el año pasado acabamos creyendo que podíamos ganar LaLiga, sí. Hubo momentos que estábamos muy cerca del primero, del segundo... Es normal, somos humanos y queremos llegar a lo más alto.

Usted aún no ha jugado con público en Nervión. ¿Le han hablado de la afición sevillista?

-Tengo muchas ganas de vivir esa locura en el campo. Lo vi en televisión y parece increíble.