ATHLETIC

Berenguer es exigente: "Tenemos nivel para llegar a Europa"

Cree que hay que pasar página tras el mazazo de las dos finales de Copa perdidas. Se ha quedado solo como extremo derecho pero cree que Nico Williams apretará desde abajo.

0
Berenguer es exigente: "Tenemos nivel para llegar a Europa"
AIOL

Berenguer fue uno de los jugadores destacados en el Athletic el año pasado. Sus ocho goles en Liga (uno más en el global, puesto que ya que hay que añadir el importantísimo de Copa en semifinales ante el Levante) le encumbran, ya que al fin hay un extremo que ve puerta, de esos que tanto gustan a los entrenadores. Se quedó a uno del pichichi Raúl García en el total. "Solo espero que esta temporada sea mejor que la del año pasado", ambiciona al pedirle una cifra en la cuenta realizadora de la 2021-22. Los diez millones fijos que costó en octubre pasado quedan rentabilizados, aunque en el actual mercado es un pastizal. Adaptado ya a la derecha, donde se ha quedado sin más competencia que la que le pueda deparar desde abajo el joven Nico Williams, es una pieza básica para Marcelino. Quien bien te quiere... te hará sangrar. En la sesión de hoy, en ejercicios de recibir de espaldas girarse y disparar, el exjugador del Torino ha dado un balonazo sin querer en el rostro del técnico, que ha tenido que ser atendido.

El jugador nacido en Barañain analiza que las pretemporadas son más entretenidas en España que en el Calcio, tras su paso por el Torino: "Aquí es todo muy intenso y mucho con balón, en Italia es más físico y de carreras". Además, el aspecto mental de los deportistas de élite está ahora en boca de todos tras la renuncia de la gimnasta estadounidense Biles a participar en los Juegos por la presión que sufre. El propio Iñigo Martínez descartó ir a los Juegos por una circunstancia similar. "Cada uno tiene su carácter, su personalidad y tiene sus problemas en su vida personal. Yo ahí no me voy a meter porque nunca he sufrido esos problemas, pero entiendo a los profesionales que padecen esos problemas", remarca, al tiempo que aplaude la presencia este año del psicólogo José Carrascosa: "Nos ayuda en todo lo que necesitamos, en algún problema o lo que sea, y es una ayudita más que yo creo que nos completa aún más".

En ese sentido, Berenguer es partidario de olvidar ya las finales de Copa perdidas la pasada temporada ante la Real Sociedad y el Barcelona. "Fue un golpe muy duro, pero todo pasa y hay que seguir adelante. Porque si no lo hacemos, no vamos a ningún lado", quiso zanjar, apuntando que su optimismo de cara al próximo curso lo basa en el día a día, en lo que ve "en los partidos amistosos, en la ilusión" que nota en el grupo y "en la calidad que también tiene este equipo". Eso sí, no quiso entrar ya más a fondo en el famoso episodio de Muniain fumándose un puro en Ibiza.

El extremo formado en Osasuna es tajante y considera que todos deben poner como meta entrar en competición continental porque cuatro años sin ese billete son muchos para un club de tanto prestigio como el Athletic. "Tenemos que pelear por llegar a Europa, por estar en la parte alta de la tabla, porque tenemos nivel para ello y tenemos que autoexigirnos eso". El mismo no se ve como titular indiscutible, le aprieta un cohete desde el filial. "Nico (Williams) entiende el juego y es supereléctrico y rápido"..

Berenguer está satisfecho por cómo marcha la pretemporada para un equipo rojiblanco que "está trabajando bien y en buena línea" para "llegar al 200 por cien al primer partido de Liga" el 16 de agosto ante el Elche en el Martínez Valero. "Hemos mejorado un poco en todo desde que llegó el mister. Poco a poco hemos ido cogiendo la idea que tiene y ya se están viendo los resultados", advirtió, recordando lo bien que se ha comportado su equipo en lo que va de verano. Tras caer en el primer ensayo ante el Sankt Gallen suizo (2-1), ganaron al Dínamo de Kiev (1-0) y el Borussia de Dortmund (0-2) en triunfos de prestigio ante enemigos de Champions. "En el primer partido nos costó un poco, en el segundo estuvimos bastante mejor y en el tercero se vio ya un nivel bastante más alto de concentración y con balón", reflexionó.

Se felicita, por último, por haber visto que el Athletic "es una familia y por suerte soy parte en ella". Y está deseoso por ver San Mamés lleno porque les "va a ayudar mucho y a sacar muchos puntos". "Después de tanto tiempo con los estadios vacíos, los aficionados están con muchas ganas y tengo mucha ilusión de que puedan venir a vernos", finalizó.