GRANADA

Robert Moreno se estrenó con victoria ante el Bournemouth

El Granada ganó en su primer amistoso de pretemporada (2-1) gracias a los goles de Soro y Luís Suárez. Debutó Monchu, aunque no Bacca y Luis Milla volvió a jugar tras su lesión

0
Germán lucha por el balón durante el primer partido de pretemporada.
MARIANO POZO

El nuevo Granada de Robert Moreno se estrenó con victoria ante el Bournemouth (2-1) en un partido igualado y en el que se vieron las primeras pinceladas del nuevo preparador. El técnico optó por un clásico 1-4-3-3 y buscó tener la posesión del balón, abrir las bandas y muchas movilidad de sus jugadores. Moreno, además, pudo contar ya con Monchu, que jugó los segundos 45 minutos, mientras que Bacca, aún con trabajo en el gimansio, no estuvo en la convocatoria. La próxima prueba programada para el Granada será el día 1 de agosto ante el Crotone.

Era el estreno de Robert Moreno con el Granada y el técnico optó por el clásico 1-4-3-3. Con sólo dos fichajes hasta el momento, aunque únicamente Monchu estaba en la convocatoria, ya que Bacca aún está trabajando en el gimnasio, y las incorporaciones de Azeez y Antoñín, que ha regresado al equipo tras cesión, el preparador decidió salir con Víctor Díaz de improvisado central junto a Germán, Eteki, Gonalons y Azeez en la medular, y arriba Molina en punta con Antoñín y Soro en las bandas. En un inicio igualado y con poco ritmo, el Granada intentaba tener el balón y hacerse con el dominio. Sin embargo, la primera fue para los ingleses. Kilkenny robó arriba y sirvió para Brooks, que se plantó ante Aarón y cruzó demasiado. Los nazaríes tenían las ideas claras, tocar y tocar, intentando salir desde atrás y buscando las bandas. Pero le costaba. Brooks tuvo la segunda. Se fue de Marín y buscó la rosca al palo largo, pero se fue fuera. La primera para los rojiblancos fue tras un centro de Antoñín que no terminó de controlar Molina. La segunda se fue para adentro. Buena salida desde atrás con una posesión larga que acabó en los pies de Antoñín. El malagueño metió un gran centro que Soro cabeceó picado para poner el 1-0. Poco duró la alegría. Porque justo tras el gol se produjo el parón para hidratación y, al regresar al campo, Anthony metió un gran pase a Solanke quien en el mano a mano no falló y puso el empate. El conjunto inglés se vino arriba con el tanto y el Granada perdió el control que tenía. Sherring y Brooks tuvieron sendas ocasiones para los ingleses y Soro y Germán para los nazaríes.

Tras la reanudación, Robert Moreno hizo cambios. Entre ellos, entró Milla, después de meses de su lesión, Monchu, que debutó de rojiblanco, y los canteranos Torrente e Isma Ruiz. El Granada quería meter una presión más intensa y robar más arriba. Monchu y Milla le daban más creatividad a la medular. El conjunto de Moreno mostró sus mejores minutos y Luís Suárez volvió a adelantar a los nazaríes. Quini ganó un balón centró y el cafetero no perdonó para poner el 2-1. Puertas tuvo otra y, 20 minutos después, Milla se fue para que entrase Bravo. El Bournemouth cambió el equipo completo y los aires nuevos le dieron más intensidad y fuerza para acercarse a los dominios de Andorinha que acaba de entrar por Aarón en la portería. De hecho, Neva bajo palos evitó el empate en la mejor de los ingleses. El partido se afeó con continuos piques entre ambos equipos que no se lo tomaban como un amistoso. El conjunto inglés aún gozó de alguna ocasión más para poner el empate, pero la victoria se fue para Granada que estrena la temporada con buen sabor de boca.