LUGO 0 - BURGOS 0

Lugo y Burgos igualan en La Eragudina

Gallegos y castellanos fueron incapaces de ver puerta en el amistoso disputado en Astorga, primero para los de Albés y segundo para los de Calero.

Burgos Lugo
0
Lugo y Burgos igualan en La Eragudina
BURGOS CF

Lugo y Burgos fueron incapaces de pasar del empate a cero en el amistoso disputado este sábado en La Eragudina. El duelo sirvió a los gallegos para dar el pistoletazo de salida a la pretemporada, que los castellanos ya habían comenzado ante el Amorebieta. Fruto de ese mayor rodaje, los de Julián Calero esgrimieron por momentos una mayor intensidad, que no pudieron materializar sobre la puerta lucense, en la que no estuvo Cantero, que podría salir al Eibar.

El técnico burgalés, que siguió probando sistemas y efectivos de cara a la temporada que está por venir, vio cómo su equipo trataba de llegar a la portería rival en los primeros compases, aunque ni Claudio Medina ni Elgezabal acertaron a rematar al poco de comenzar. Tampoco fue capaz de hacerlo Juanma, que no aprovechó dos concesiones de Varo, que defendía el arco rojiblanco. Por su parte, Mayoral tuvo la primera intentona para los de Albés, aunque nadie alcanzó su servicio.

Con una presión elevada, el Burgos provocaba algún que otro desajuste en las filas lucenses, que solventaban bien la papeleta, no obstante. Así, Canella evitó el disparo de Álvaro Rodríguez antes de la pausa para la hidratación, necesaria ante el asfixiante calor que hacía en Astorga, que alcanzaba los 33 grados. Antes del descanso, Varo hizo un paradón que evitó el gol de Alarcón y Grego Serra taponó el lanzamiento de Campadabal, con lo que el marcador se quedó quieto.

Vieites, segundo portero alineado por el Lugo, evitó el gol de Guillermo al poco de reanudarse el juego. Con el paso de los minutos, las altas temperaturas y la fatiga hicieron mella, provocando que hubiera menos acercamientos, si bien la presión del Burgos permitió que hubiera alguna intentona más. Sin embargo, ni Fran García, ni Pesca, ni de nuevo Guillermo pudieron superar al guardameta lucense.

Con el carrusel de cambios habitual, el partido se fue apagando con el marcador inicial, que desmereció los intentos de los dos equipos por deshacer la igualada en un choque marcado por la intensidad, a pesar del momento del verano en el que se encontraban y de las pruebas realizadas, lógicas y habituales a estas alturas.