REAL MADRID

Ancelotti revitaliza a Bale

El galés, que cumple 32 años, apunta a seguir en el Madrid con la gran incógnita de si Carletto podrá recuperar su mejor nivel o vivirá un gris último año de blanco.

0
Ancelotti revitaliza a Bale

Gareth Bale cumple 32 años y lo hace en un momento clave de su carrera. Al galés le queda un año de contrato (finaliza en junio de 2022) y todo apunta a que esta podría ser su última temporada en la élite. Tal y como ya contó este periódico, la intención del jugador es disputar este último año para después retirarse. Pondría fin a una carrera tan exitosa como polémica, en la que ha cosechado grandes títulos siendo muy importante en su consecución, pero en la que no ha sido capaz de tener regularidad en el juego. Las muchas lesiones y su poca motivación para jugar son tan reconocibles en él como los golazos que ha marcado, con especial mención a la carrera en Mestalla en la final de Copa de 2014 contra el Barcelona o la chilena al Liverpool en 2018 en la final de Champions de Kiev.

Sin embargo, a Bale todavía le quedaría un año de fútbol y todo hace indicar que será vestido de blanco. El club está dispuesto a buscarle una salida en forma de cesión para que finalice su contrato lejos de Madrid, pero su alta ficha (15 millones netos por temporada) hace que la operación sea harta complicada. El club de Concha Espina ya tuvo que pagar el año pasado parte de su salario para que se fuese cedido al Tottenham. Por su parte, el atacante no tiene ningún inconveniente en cumplir aquí su contrato. De hecho, se tendrá que incorporar a la pretemporada el próximo lunes 19 de julio tras poner fin a sus vacaciones.

Con este horizonte, ahora la duda está en si se podrá ver su mejor versión esta campaña o, por el contrario, vivirá otro año gris de blanco. La llegada de Carlo Ancelotti puede marcar la diferencia. El italiano conoce a la perfección al extremo, al que ya tuvo durante su primera etapa. "Lo conozco bien. Si tiene la motivación para jugar, puede hacer una gran temporada, no tengo dudas", comentó Carletto en la rueda de prensa de su presentación. Bajo sus órdenes, Bale jugó 92 partidos en dos años, en los que marcó 39 goles y dio 31 asistencias.

"Conozco a Carlo, es un gran entrenador. Me llevo bastante bien con él, pasamos buenos ratos en el pasado. Pero no he hablado con él de momento", dijo Bale durante la Eurocopa. "Estoy seguro de que será buenísimo tenerle al mando. Nos vimos en un partido ante el Everton, nos dimos un abrazo y hablamos un rato, fue una buena charla. Tendremos una conversación tras la Eurocopa, seguro", añadió.

A pesar de que el curso pasado volvió a ser muy irregular para él, Bale demostró su inagotable olfato goleador. En 34 encuentros (1.667 minutos) anotó 16 goles. Son mejores cifras que cualquier otro futbolista del Madrid que no sea Karim Benzema. Esos tantos le hubiesen venido muy bien a Zidane el curso pasado, en el que el rendimiento ofensivo fue su principal debe. Este curso, con Ancelotti en el banquillo, ambos esperan que la situación cambie radicalmente.