MUNDIAL 2030

La candidatura ibérica, favorita tras los incidentes de Wembley

Según Telegraph, la propuesta de Gran Bretaña e Irlanda para el Mundial 2030 ha perdido mucha fuerza después de los problemas que hubo en la final de la Eurocopa.

0
La candidatura ibérica, favorita tras los incidentes de Wembley

El auténtico descontrol que se vivió en el estadio de Wembley por la final de la Eurocopa entre Inglaterra e Italia han situado a la candidatura ibérica de España y Portugal en la pole para acoger el Mundial del año 2030. Gran Bretaña e Irlanda eran otros aspirantes a llevarse la Copa del Mundo, pero los incidentes han generado un gran enfado en la UEFA, tal y como informa el Telegraph.

La FA tiene previsto en los próximos días convocar una reunión de urgencia para analizar qué es lo que sucedió en el estadio de Wembley y ver las consecuencias que esto puede tener en dicha candidatura. Es más, el anuncio de UEFA de que ha abierto procedimientos disciplinarios no presagia buenos augurios.

Si bien aún no se conoce la fecha oficial, todo apunta a que en el próximo mes de mayo la FIFA tomará su decisión definitiva acerca del país que albergará el Mundial 2030. Con tan poco margen como para formar candidaturas sólidas, España y Portugal son las grandes favoritas en la votación.

Telegraph, además, tiene en consideración la influencia de Luis Rubiales dentro de UEFA, otro factor decisivo para que el organismo europeo presente ante la FIFA la candidatura ya anunciada de España y Portugal. Es más, antes de todo, la FA estaba realmente confiada en que fuera su propuesta la que saliera adelante, pero los incidentes lo han echado todo por tierra.

Más de mil aficionados sin entrada pudieron acceder al interior de Wembley cargando contra los operarios de seguridad y dejando por el camino a otros seguidores heridos. De hecho, se intentaron robar entradas e incluso los familiares de los futbolistas salieron malparados. Un ejemplo es el padre de Harry Maguire, herido en las costillas.

Unos incidentes que ni UEFA ni FIFA pueden tolerar a día de hoy y que pueden jugar un papel trascendental en la votación del Mundial 2030. Telegraph apunta a que finalmente Wembley tuvo 5.000 espectadores más que el aforo permitido, en lo que es una situación de por sí grave, pero más todavía en plena pandemia.

No es el único problema que hubo en la final de la Eurocopa. FIFA y UEFA también consideran inadmisibles los episodios racistas que han sufrido Saka, Jadon Sancho y Marcus Rashford. Pese a que la FA trabaja a contrarreloj para identificar a cualquiera de los implicados en tal suceso, es un hecho que tampoco suma puntos positivos. Como no lo hacen la invasión de campo, el lanzamiento de objetos, las bengalas o el abucheo al himno de Italia.

Entre tanto, Boris Johnson considera que lo acaecido no afecta a la candidatura y corre el rumor entre la prensa británica de que la candidatura de Gran Bretaña e Irlanda parte con ventaja después de que el Primer Ministro inglés fuera uno de los responsables de que el proyecto de la Superliga se rompiese en pedazos pocos días después de su impactante anuncio.