PRIMERA RFEF

Los impagos ponen en jaque al Extremadura en Primera RFEF

AFE ha confirmado la deuda del club con sus futbolistas. En la entidad cuentan con una cautelar y confían en que no haya consecuencias. Se espera pronto dinero de inversores.

0
Los impagos ponen en jaque al Extremadura en Primera RFEF
JM ROMERO DIARIO AS

La Comisión Mixta de AFE ha informado en el día de hoy que el Extremadura sigue sin hacer frente a las deudas que tiene con sus futbolistas. Esta situación podría poner en jaque su plaza en la Primera RFEF, ya que es la Real Federación Española de Fútbol la que admite y asciende y desciende a los clubes y los impagos se consideran una infracción lo suficientemente grave como para plantear un castigo de tal calibre. No obstante, tal y como informa la prensa local, en el club están tranquilos y no esperan que se llegue a esos límites.

El Juzgado de lo Mercantil concedió medidas cautelares al Extremadura, con las que podrá gestionar y abonar sus deudas pendientes de una forma más relajada. Dicha concesión es la que permite al club continuar con su plaza de Primera RFEF, al menos según su testimonio y confianza, publicada en El Periódico de Extremadura. Además, cobra importancia el esfuerzo de la entidad por saldar lo antes posible sus compromisos. La pasada semana abonó a sus jugadores más de una nómina. Todavía tienen pendientes otros dos pagos.

En los próximos días se espera que el nuevo grupo inversor abone el dinero que se necesita para continuar satisfaciendo deudas y garantizar la viabilidad del club. Precisamente por la proyección de solución que se atisba, el asunto quedará en un simple trámite hasta que se pueda solucionar y la RFEF no entrará, salvo sorpresa, en la condición de club de Primera RFEF. Es más, AFE denuncia en su lista la situación, pero eso no implica nada más allá de la simple información que se refleja en su nota.

Entre tanto, el Numancia es el mejor colocado deportivamente para reemplazar en la nueva categoría al Extremadura y espera que la RFEF tome severas medidas ante las deudas. Sea como fuere, en la entidad afectada mantienen total confianza en que el asunto se solucionará en breve y, de hecho, plantean la temporada de ese modo en todos los aspectos. Por ejemplo, su campaña de abonados está redactada como la de un equipo de Primera RFEF y trabajan en el mercado en busca de contrataciones para garantizar una plantilla competitiva.