EUROCOPA | SELECCIÓN ESPAÑOLA

El futuro es nuestro

Trece de los convocados por Luis Enrique suman 22 títulos con las inferiores. "Este proyecto era más pensando en el Mundial, pero ya estamos ahí", dice Rubiales.

Madrid
0
El futuro es nuestro
AFP

España ha vuelto a construir un proyecto ganador con una receta que requiere paciencia pero garantiza el éxito: trabajar desde la base. Entre los 24 convocados suman 22 títulos en categorías inferiores (Eurocopas Sub-17, Sub-19 y Sub-21), conquistados por 13 jugadores. Luis Enrique ha mezclado a dos generaciones ganadoras en edad juvenil. Una, la de los Thiago, Morata o Sarabia, que estaban llamados a dar continuidad a la época dorada y no lo consiguieron. Otra, la de los éxitos recientes (Ferran, Èric, Olmo...). Sólo tres futbolistas (Robert Sánchez, Laporte y Gerard) no han jugado ningún partido con las inferiores de España, aunque en el caso del central se debe a que no era seleccionable (disputó 51 duelos con las inferiores francesas). Además, once de los 24 convocados no han cumplido aún los 26 años.

Una apuesta que ha funcionado antes de lo que se esperaba. "Hay muchos jugadores con ocho o diez internacionalidades. Este proyecto de selección era más pensando en el Mundial, pero está madurando y ya estamos ahí mirándole a los ojos a las grandes. ¿Por qué no soñar?", dijo Luis Rubiales en la SER. "Hemos tenido frutos antes de lo esperado. Es un éxito de todo el fútbol español", añadió. El presidente dio, desde su llegada, una gran importancia a la base. Se apoyó en José Francisco Molina, director deportivo, y ambos nombraron a Francis Hernández (43 años) como coordinador de las categorías inferiores a finales de 2018. La tarea no era sencilla, porque sustituía a Ginés Meléndez, que había estado en la RFEF desde 2002 acumulando trofeos.

Los éxitos se han sucedido en los últimos años: campeones de Europa Sub-21 en 2019, Sub-19 en 2015 y en 2019 y Sub-17 en 2017. En esos triunfos han sido fundamentales jugadores que ahora lo son en la Absoluta: Ferran hizo un doblete en la final de la Eurocopa Sub-19 de 2019 y Dani Olmo logró un tanto en la final Sub-21 de ese mismo año.

En 2018, la salida de Celades provocó un efecto dominó: Luis de la Fuente pasó a la Sub-21 y Santi Denia a la Sub-19. También se dio mucha importancia a Julen Guerrero, que hace poco tomó las riendas de la Sub-17 tras ser seleccionador Sub-16 previamente. Ese papel es clave, porque uno de los cambios que trajo Francis Hernández fue la captación Sub-14, adelantar la edad a la que empiezan a seguir jugadores. Para ello, los torneos de las selecciones territoriales, que eran Sub-16 y Sub-18, pasaron a ser Sub-14 y Sub-16, con el objetivo de facilitar el trabajo que se hace desde la Federación. Unos cambios que dan resultado incluso antes de lo previsto...

Diez trofeos distintos

Los 24 convocados le han dado 22 títulos a España en inferiores: tres Eurocopas Sub-21 (2011, 2013 y 2019) cuatro Sub-19 (2007, 2011, 2015 y 2019) y tres Sub-17 (2007, 2008 y 2017). Los trofeos, divididos por jugadores, se reparten así: Unai Simón (Sub-19 2015 y Sub-21 2019), De Gea (Sub-17 2007 y Sub-21 2011 y 2013), Èric García (Sub-17 2017 y Sub-19 2019), Azpilicueta (Sub-19 2007), Rodri (Sub-19 2015), Koke (Sub-21 2013), Fabián (Sub21 2015), Thiago (Sub-17 2008, Sub-21 2011 y 2013), Dani Olmo (Sub-21 2019), Oyarzabal (Sub-21 2019), Ferran (Sub-17 2017 y Sub-19 2019), Sarabia (Sub-19 2011 y Sub-21 2013) y Morata (Sub-19 2011 y Sub-21 2013).