COPA AMÉRICA

Ángel Romero tras la sombra de Almirón

Con la lesión de Miguel Almirón ante Uruguay, crece la importancia de la figura de Ángel Romero en el apartado ofensivo de la selección de Eduardo Berizzo.

0
Ángel Romero tras la sombra de Almirón
Wagner Meier Getty Images

A Paraguay se le detuvo el tiempo cuando Miguel Almirón se llevaba la mano a la parte posterior del muslo derecho. Entre lágrimas, la figura de la albirroja se marchaba del terreno de juego frente a Uruguay presagiando que nada bueno podía suceder de la lesión. La sospecha se convirtió en una confirmación cuando se dio el reporte médico de la selección: Almirón sufría un edema muscular. Duro golpe para un torneo corto, más con los cuartos de final ante Perú a la vuelta.

Sin Almirón, Eduardo Berizzo pierde potencial en ataque, pero tiene la oportunidad de sacar a relucir más aún a los hermanos Romero. O al menos a uno de ellos, el que mejor está rindiendo sobre el verde de Brasil: Ángel Romero. Habiendo disputado minutos en todos los partidos de la primera fase de esta Copa América, ha sido la sombra de Almirón en el apartado ofensivo de su selección.

Con distinta repercusión en sus encuentros disputados, Ángel Romero inicio la Copa América con dos goles ante Bolivia que le colocaron puntero en la tabla de anotadores. No obstante su posición no ha estado en la punta del ataque. El atacante paraguayo ha tenido que ocupar las dos bandas del campo en los enfrentamientos que ha tenido su selección, ejerciendo un rol en el cual los ataques de Paraguay puedan pasar por sus botas en los metros finales, pero donde además repercuta en la finalización de las jugadas.

En consonancia con esto último, Ángel Romero ha sido el jugador de la albirroja que mas disparos ha intentado en la fase de grupos. Con un total de 11 intentos, en cinco ocasiones el atacante alcanzó la portería rival. Algo que le sirvió para sumar sus dos goles hasta el momento en la competición (de cinco totales que llevan los de Berizzo). Pero además de esto, tras Ávalos con 12, es el jugador del combinado que más ocasiones de gol ha creado para sus compañeros, con un total de ocho (pese a que no ha conseguido ninguna asistencia). No obstante, su importancia no está tan solo en lo que sucede con el balón en juego en campo rival. El balón parado también repercute en lo que pueda hacer para generar cosas, siendo el encargado de buscar el golpeo cuando sucede. Ya sea de forma directa o en jugada de estrategia, su golpeo cobra peso para que la pelota pueda encontrar portería.

En este contexto, Ángel Romero tendrá mucha más importancia en el ataque de Paraguay. Pese a que las opciones de Eduardo Berizzo disminuyen en cuanto a potencial, crece la posibilidad de sacar el máximo partido a uno de los futbolistas más importantes que tiene el argentino en su plantilla de cara a su enfrentamiento ante Perú.