ALEMANIA

Löw, en su adiós: "Özil fue una decepción tremenda"

El técnico de la Mannschaft, después del que fue su último partido como máximo responsable deportivo de Alemania, hizo balance de sus 15 años a los mandos.

0
Löw, en su adiós: "Özil fue una decepción tremenda"
INA FASSBENDER REUTERS

El seleccionador alemán, Joachim Löw, compareció ante los medios el día después de caer ante Inglaterra (2-0) y quedar eliminado de la Eurocopa. El técnico de la Mannschaft, después del que fue su último partido como máximo responsable deportivo de Alemania, hizo balance de sus 15 años al frente de la tetracampeona del mundo y habló de los siguientes temas:

Eliminación: "No fue la despedida que todos imaginábamos. Fueron cuatro semanas muy intensas. Siempre mantuve la fe en este equipo y creí en él. Siento que hayamos defraudado a nuestros aficionados. No hemos generado el entusiasmo que debíamos. Asumo la responsabilidad de esta eliminación. Sabía que iba a cometer errores. Todo el mundo lo hace".

Futuro: "Creo que este equipo tiene un gran futuro por delante. Es capaz de alcanzar ese éxito en el que cree. Estoy ansioso por ver qué ocurre a lo largo de los próximos años, especialmente en la Eurocopa en Alemania. Será algo especial. Le deseo lo mejor a Hansi. Mi corazón seguirá latiendo en negro, rojo y oro".

Ambición: "Por mi experiencia sé que, a veces, son necesarios dos o tres campeonatos hasta que los jugadores sean capaces de manejar situaciones de estrés en un torneo de este tipo. Creo que algunos de ellos aún no han llegado a ese nivel. Mi salida ayudará en ese proceso. Echamos en falta más creatividad y frialdad. Pero la voluntad estaba ahí. Hablamos de un equipo ambicioso".

Despedida: "Di mi última charla al equipo y al staff. Muchos llevan acompañándome durante mucho tiempo, tanto jugadores como entrenadores. Está claro que, muy a pesar de esta decepción, no quise irme sin dar las gracias a todos ellos por su tiempo, su compromiso y su confianza en mí".

Futuro personal: "No tengo nada planeado, ni siquiera vacaciones. Veremos. Lo que está claro es que, por supuesto, seguiré siendo un hincha más de este equipo y estos jugadores".

15 años en el cargo: "Tener esta responsabilidad no siempre es fácil. Hubo momentos en los que no todo fue bonito. Pero después de 15 años en primera línea, ahora sí soy feliz de poder dar un paso atrás. Seguro que me llevará algún tiempo asimilarlo todo, los momentos bonitos y las decepciones. He experimentado muchas cosas. El Mundial en mi propio país, en Sudáfrica, Brasil, Rusia. Han sido muchos partidos. Y estoy en paz conmigo mismo".

Recuerdos: "Me quedo con la gente. Estoy muy agradecido por haber podido compartir todo esto con ellos. Es el lado bonito de ser entrenador".

Análisis: "Es difícil en este momento. Algunas cosas han funcionado brillantemente a veces, otras no. Lo que sí puedo decir es que hemos dado todo lo que llevábamos dentro a lo largo de estas cuatro semanas. Nos preparamos con todos lo que teníamos disponibles. Pero entrar en detalles ahora no tiene mucho sentido. Es cierto que tuvimos una serie de dificultades antes de la EURO. Debido al coronavirus y a algunas lesiones, no hubo posibilidad de formar el equipo como hubiera sido necesario".

Tristeza: "Nadie pudo encontrar el sueño, la decepción es enorme".

Flick: "He estado en contacto constante con él durante los últimos meses. Incluso ahora, durante la Eurocopa, hemos hablado por teléfono e intercambiado mensajes. Estoy a su disposición para lo que necesite, pero intuyo que vendrá con sus propias ideas claras".

Ocasión de Müller: "No le culpo. En absoluto. Oportunidades como esa se han desaprovechado a menudo. Lógicamente, nos habría ayudado mucho el gol, el estadio habría estado más tranquilo. Pero Thomas es capaz de lidiar bien con este tipo de situaciones. Lo digerirá bien".

Özil: "Fue una decepción tremenda en el ámbito personal. Pero ya llegará el momento en el que volvamos a hablar. Mesut fue un jugador muy importante para nosotros".

Momentos: "La derrota en 2012 contra Italia nos dio lo que necesitábamos. Nos unió de nuevo. Estuve en contacto con muchos jugadores, entre ellos Schweinsteiger y Khedira. Fue la clave para ganar el Mundial de 2014. La peor derrota fue contra Francia en las semifinales de la Eurocopa de 2016. Si hubiéramos ganado, lo cual era posible, habríamos ganado el título sin ninguna duda. La derrota más reciente contra Inglaterra es otra que me duele bastante. Este equipo ha estado en la cima del mundo durante muchos años. Es muy difícil terminar siempre entre los cuatro mejores en los torneos. Pero lo hemos logrado muchas veces. Con nuestro estilo y fútbol, hemos inspirado a muchos".