REAL MADRID

Un brazalete para Marcelo

Florentino confirmó que el brasileño se queda para ser el primer capitán. Él no quería salir, aunque su salario le pesa al club. Miguel Gutiérrez, en situación difícil.

Madrid
Ramos le pone a Marcelo el brazalete del Real Madrid.
JAVIER GANDUL

Marcelo se quedará en el Real Madrid esta temporada y finalizará su contrato de blanco, que expira en junio de 2022. Al menos, si no hay un cambio de última hora que varíe el plan, y no parece que vaya a haberlo. El brasileño aterrizó en Madrid en enero de 2007 y cuando dejé el club lo hará tras 15 temporadas y media de blanco, como uno de los extranjeros más importantes de la historia madridista (el que más partidos ha disputado es Benzema, y parece que lo seguirá siendo). El club inspeccionó la posibilidad de darle salida a Marcelo este verano, pero lo ha dado por imposible y asume que el '12' será el primer capitán esta temporada, tras la salida de Ramos.

Así lo confirmó Florentino Pérez en su entrevista en 'El Transistor' de Onda Cero: "Sí, seguirá siendo el capitán. Se lo ha ganado. Yo los quiero a todos mucho. Es difícil encontrar un lateral izquierdo como Marcelo. Junto con su antecesor (Roberto Carlos) creo que son los dos mejores en su posición que ha habido en su historia. Solo puede dedicarle elogios". Así pues, el lateral izquierdo volverá a estar ocupado por Mendy, el titular hasta ahora (está por ver qué piensa Ancelotti) y Marcelo, el recambio.

El Madrid anda ahora en una misión clara: aligerar la plantilla y la masa salarial para sanear las aún maltrechas cuentas blancas, síntoma de la crisis del coronavirus y de sus efectos en el mundo del fútbol, y de paso para hacerle hueco a Kylian Mbappé, que si viene lo hará con un salario importante y necesita que antes se le cree un espacio donde encajarlo. En ese punto, la salida de Marcelo tenía un peso importante: el brasileño gana ocho millones netos por temporada, es decir, 16 brutos, un gasto grande para un jugador que el curso pasado apenas disputó 1.337 minutos; el anterior tampoco había llegado a la barrera de los 2.000'.

Ancelotti y Miguel Gutiérrez

Pero ese voluminoso salario es justo el problema, no hay pretendientes para Marcelo a ese precio y el Madrid asume que se quedará en el equipo una última temporada, en la que esperan que ejerza de capitán cuando lleguen los momentos turbulentos. El brasileño lleva tiempo trabajando con Adolfo Madrid, un preparador físico de gran reputación, intentando recuperar su mejor nivel, pues la edad todavía no es una excusa (tiene 33 años recién cumplidos). Y Ancelotti, con el que tuvo enorme sintonía en la primera etapa del italiano, querrá recuperar esa versión de Marcelo para incentivar la competencia en el lateral izquierdo y beneficiar al conjunto.

La duda está en qué pasará con Miguel Gutiérrez, para el que el club planeaba darle ficha en el primer equipo como alternativa de Mendy, contando con que Marcelo podía salir. Con el brasileño en la plantilla, el hueco para el canterano se cierra y en ese punto es probable que salga cedido a un equipo de Primera (pretendientes no le van a faltar) para regresar en 2022 para heredar el sitio de Marcelo. Cabe también la opción de que Ancelotti contemple utilizar al brasileño como interior, un puesto en el que ya jugó en el pasado (sobre todo con Juande Ramos), lo que cambiaría el panorama. Falta que el técnico dé su opinión para que las fichas empiecen a moverse.