EUROCOPA I PORTUGAL

Renato Sanches: de Eurocopa a Eurocopa y brilla porque le toca

4 años después de darse a conocer con la Portugal campeona de Francia 2016 y de fracasar en el Bayern, el medio vuelve a tirar la puerta del once de Fernando Santos.

0
4 años después de darse a conocer con la Portugal campeona de Francia 2016 y de fracasar en el Bayern, Renato Sanches vuelve a tirar la puerta del once.
HUGO DELGADO EFE

De Eurocopa a Eurocopa y brilla, porque le toca. Parece que Renato Sanches llevara ya una eternidad en el mundo del fútbol, pero no ha cumplido todavía los 24 años. Cuatro hace desde que su dinamismo y verticalidad amanecieran al gran público en 2016, cuando con apenas 18 años y 10 meses superó el récord de Cristiano (2004) como jugador portugués más joven en un torneo oficial. En aquella Euro, como en ésta, Renato comenzó como suplente y fue abriéndose paso en el once titular de Fernando Santos hasta convertirse en una de las estrellas de la Portugal que finalmente campeonó en Francia ante el equipo anfitrión.

La rutilante aparición le sirvió a Renato para ganar el Golden Boy y, más importante, para que el Bayern le comprara por 35 millones de euros al Benfica, su club de toda la vida. Tres años con más pena que gloria como futbolista en Múnich, con el paréntesis de otra gris temporada cedido en el Swansea City de la Premier League dejaron la impresión de que su talento se marcharía por el desagüe. Pero el Lille decidió convertirle en el jugador más caro de su historia al pagar unos 25 millones al club bávaro. Unos recurrentes problemas musculares tampoco permitieron al lisboeta vivir la resurrección de manera redonda en el sorprendente campeón francés, pero su calidad sí que ha vuelto a asomar más o menos frecuentemente. Su cotización ha subido en los últimos meses.

Y más que subirá si sigue gobernando un centro del campo, el portugués, en el que de nuevo le costó entrar porque Fernando Santos prefería la corpulencia de Danilo y del bético William Carvalho. Renato Sanches salió ante Hungría durante 9 los últimos minutos, los que valieron para el 0-3; mejoró a Portugal una barbaridad tras saltar al campo toda la segunda parte contra Alemania (balonazo al palo incluido) y encaró por fin como titular (88') a Francia en el partido más convicente de los tres para los Herois do Mar, un empate (2-2) que servía para agarrar el tercer puesto del grupo, la clasificación y unos octavos de final ante Bélgica el próximo domingo, en Sevilla.

"Necesitamos verticalidad y conducción de balón, por eso puse a Rafa (Silva) y a Renato Sanches", dijo el seleccionador portugués después de ganar de forma contundente pero postrera su primer partido en el torneo. Santos parece haber aprendido. Y casi nadie duda de que ante los belgas serán Cristiano, Renato y 9 más.