EUROCOPA (D) | CROACIA

Croacia se rinde a Luka líder Modric: "Él nos hace soñar"

Modric anotó contra Escocia un gol con denominación de origen: su vistoso, preciso y potente golpeo con el exterior del pie.

0
Croacia se rinde a Luka líder Modric: "Él nos hace soñar"
LEE SMITH Pool via REUTERS

Croacia está rendida a la magia de Luka Modric. Normal vista su actuación ante Escocia. "Modric nos permite soñar" titulaba en su edición digital el periódico croata Sportske Novosti. "Luka Modric es el hombre sin el cual nuestra selección nacional es impensable" enfatizaba el cronista del diario Slobodna. Los elogios a Modric también le llegan desde Escocia. El comentarista y ex internacional Billy Dods resumió así su sentir: "Nos ha masacrado... pero al menos lo ha hecho con magia". Mientras que la leyenda irlandesa Roy Keane se preguntaba durante la retransmisión: "¿De verdad tiene 35 años?".

Luka Modric realizó 101 pases en el partido contra Escocia. El que más de cuántos jugaron. Su acierto fue de 91%. Los hizo de todos los colores y formas: 34 en corto, 56 en distancia media y 11 en largo. Sus compañeros de referencia fueron el lateral Juranovic (21) y su escudero en la medular Kovacic (16). Modric participó en la acción del primer gol, aunque su influencia se limitóa a abrir el juego a la banda derecha desde donde centró Juranovic en busca de la cabeza de Perisic y de ahí el balón a Vlasic, y también fue clave en el 3-1, siendo el pateador del córner que remató Perisic.

Pero si por algo copó portadas en Croacia y en otros muchos países fue por su gol. El 2-1 de los croatas tuvo denominación de origen, ese tiro exterior con pierna derecha que domina como nadie y que le da aires de futbolista diferente. Modric enganchó el balón de primeras desde la frontal del área y lo colocó por la escuadra de Marshall. Ese gol y el del checo Schick (también contra Escocia y también en Hampden Park) son hasta la fecha los mejores del torneo.

Modric, tras el partido, reconocía lo importante que para él había sido ese gol, principalmente por lo que significaba para su país. Modric, que a sus 35 años acaba de renovar un año más con el Real Madrid y tiene el Mundial de Qatar de diciembre de 2022 entre ceja y ceja, ejerció en Hampden Park del líder que necesita toda selección en una fase final de un gran torneo. Croacia evidenciaba ser superior a Escocia, aunque con 1-1 estaba fuera del torneo y mientras había empate, había vida para los escoceses, que estaban a solo un gol, con la afición de su lado, de hacer historia.

Modric tiró de galones prácticamente durante todo el partido, aunque fue a más en la segunda mitad. Ahí emergió su mejor versión en este campeonato y en el minuto 61, con su gol, escribió una página de la historia de esta atípica Eurocopa. Curiosamente la UEFA, que le había elegido MVP del partido contra la República Checa sin hacer nada del otro mundo, se decantó en esta ocasión por darle tal galardón a Nikola Vlasic. En verdad el jugador del CSKA, Perisic y Modric lo podrían haber repartido.

Modric y sus compatriotas tienen cita el lunes en Copenhague. Su rival saldrá del grupo de España. El segundo concretamente. Ese día Modric firmará otro récord individual con la camiseta de Croacia. Contra Escocia jugó su partido 12º en una Eurocopa, igualando a Srna. Así, Modric, que ya es el jugador croata con más presencias en partidos de fases finales de Eurocopas y Mundiales (24), pondrá otra línea al relato de su leyenda.