RAYO VALLECANO

Javier Portillo, la guinda blanca en el ascenso del Rayo Vallecano

Quien fuera canterano del Real Madrid trabaja en la secretaría técnica franjirroja, junto a Cobeño y Armenteros, desde el mes de diciembre. Su gran conocimiento de la Segunda B le avala.

0
Javier Portillo, en los festejos del Rayo.
@LaLiga

Risas, abrazos, móviles para inmortalizar el momento, gritos... Y, entre todas esas caras de felicidad por el ascenso del Rayo, estaba la de Javier Portillo.  El canterano del Real Madrid se incorporó a la secretaría técnica franjirroja el pasado mes de diciembre y, desde entonces, ha estado trabajando junto a un viejo conocido, el director deportivo David Cobeño —también con pasado blanco—, Rubén Reyes y Emiliano Armenteros. El objetivo era potenciar esta parcela por si se daba el salto a la élite como finalmente ha sucedido.

El exdelantero estaba exultante en el césped de Montilivi y ha celebrado como uno más el regreso del club rayista a Primera, dos temporadas después. Su implicación ha sido total desde el primer momento que aterrizó en Vallecas. Atrás dejaba su etapa en el Hércules, entidad en la que ejerció como director deportivo una vez colgó las botas en 2015. A lo largo de esos tres años y medio vio cómo su equipo disputaba dos finales, ante Cádiz (15-16) y Ponferradina (18-19), pero finalmente no consiguió subir a Segunda. No obstante, todavía sigue ligado a la entidad alicantina de la que posee acciones.

Javi Portillo vuelve a sonreír en su ciudad, Madrid. Y es que cabe recordar que, vistiendo la camiseta blanca, se convirtió en el canterano de moda durante la época de los galácticos. Hizo, nada más y nada menos, que quince goles con el filial (01-02), lo que le abrió las puertas del primer equipo la temporada siguiente (02-03), en la que disputó diez partidos de Liga (205 minutos) y anotó cinco tantos. Más minutos tuvo en la 03-04 (393). Posteriormente, jugó en Fiorentina, Brujas, Nàstic, Osasuna, Hércules y Las Palmas.

La marcha de Rubén Reyes rumbo a la dirección deportiva del Oviedo deja pendiente una reestructuración del área técnica, "que se abordará en los próximos días", tal y como confirmó el presidente Raúl Martín Presa en As. Ya en algunas entrevistas, el propietario del Rayo apuntaba al gran conocimiento de Portillo en Segunda B, como uno de sus puntos fuertes en esta nueva aventura. "Es una categoría con mucho talento futbolístico por descubrir y, en esa parte, estábamos un poco cojos", apuntó en El Español.