ITALIA

El Inter se la juega al Milan y ya tiene relevo para Eriksen

Calhanoglu firmará en las próximas horas un contrato de tres años con el Inter, que superó la oferta de renovación del Milan. El turco sigue los pasos de Donnarumma.

0
Calhanoglu y Morrell.
DAN MULLAN Pool via REUTERS

Un millón ha tenido la culpa. Uno fijo más otro de bonus. Así ha conseguido Beppe Marotta, director de operaciones futbolísticas del Inter, hacerse con Calhanoglu, arrebatárselo al Milan que hace tiempo que intentaba llegar a un acuerdo con el turco para renovar un contrato que concluía el 30 de junio. No habrá opción, según adelantaba Sky Italia y han ido confirmando el resto de medios italianos. Calhanoglu seguirá los pasos de Donnarumma. El portero también ha abandonado el Milan a coste cero, después de una larga negociación con el Milan que no llegó a buen puerto. Ha pasado reconocimiento médico con el PSG. Calhanoglu hará lo mismo en las próximas horas con el Inter, una vez terminada su participación en la Eurocopa.

Al final la diferencia económica ha sido decisiva. El Milan le ofrecía cuatro millones limpios por temporada para renovar su contrato al turco. No podía subir más. Desde hace tiempo el Milan está bajo la lupa de la UEFA en lo que respecta al control financiero. Mientras, el Inter le ha hecho llegar una oferta por cinco millones limpios y se embolsará otro más de bonus por firmar con la carta de libertad. El Milan tenía claro que ni por él ni por Donnarumma iba a arriesgar su situación financiera. El club está haciendo esfuerzos para sanear sus cuentas. Ha conseguido meterse en la Champions y eso será un buen empujón, pero no se pueden hacer locuras.

Comparativa entre Calhanoglu, Eriksen y Barella.

El Inter se cubre las espaldas. Deportivamente la situación de Eriksen está en manos de los cardiólogos. Lo primero es recuperarse totalmente y, después, valorar sus opciones para un retorno a la práctica profesional del fútbol. Eso, de darse, puede tardar y el Inter se ha cubierto las espaldas con la próxima incorporación de Calhanoglu.

Infografía vía BeSoccer