SD EIBAR

Fran Sol apunta al Eibar pero el Dinamo no facilita su salida

El goleador madrileño tiene que regresar a Kiev tras su cesión en el Tenerife pero su deseo es seguir en España. La negociación con el Dinamo está siendo compleja.

Fran Sol apunta al Eibar pero
el Dinamo no facilita su salida
JUAN GARCIA CRUZ

El futuro de Fran Sol seguirá estando en España. El goleador de Vicálvaro tiene que regresar en las próximas semanas a Kiev para reintegrarse al Dinamo, con el que tiene contrato hasta 2023, pero su intención es quedarse en nuestro fútbol. El mejor posicionado entre los clubes que le pretenden es el Eibar, que quiere realizar una delantera de altos vuelos en su retorno a Segunda División con la idea de pelear el ascenso. Pese a ello, la negociación está siendo complicada porque el club ucraniano está siendo estricto en las condiciones para permitir una nueva cesión del punta.

La temporada pasada, y tras no haber tenido mucha fortuna en Kiev por una grave lesión, Fran Sol recaló a préstamo en el Tenerife donde volvió a acreditar su condición de artillero, con 10 goles (y dos asistencias) en 37 jornadas. Unas prestaciones que llamaron la atención de diferentes clubes españoles, con el Eibar a la cabeza. Garitano ha pedido al club armero refuerzos y tiene sobre la mesa el nombre del atacante madrileño surgido de la cantera del Rayo Vallecano y del Real Madrid. Todo depende de una llamada desde Kiev que dé luz verde. De momento la entidad ucraniana está dificultando la operación por sus exigencias económicas.

De nuevo en el radar de los clubes españoles

En los últimos días Fran Sol está pendiente de cómo se desenvuelve todo mientras espera a saber si tiene que reincorporarse o no al trabajo con el Dinamo. Su buena temporada en Tenerife (la opción que eligió sobre otras ofertas también de la Segunda española) ha reactivado el radar de los clubes españoles tras haberse curtido como uno de los mejores goleadores fuera de nuestras fronteras. En especial con el Willem II de la Eredivisie donde logró entre 2016 y 2018 un total de 47 dianas en 88 partidos convirtiéndose en una de las atracciones de la selección holandesa, lo que le llevó al Dinamo en un traspaso que le costó al club ucranio 6M€.