PARAGUAY

Almirón en la idea de Berizzo

Miguel Almirón es la pieza central de la selección de Paraguay. Un futbolista capital para Berizzo, al que intenta potenciar con sus decisiones sobre el césped.

0
Almirón en la idea de Berizzo
DIEGO VARA REUTERS

La importancia de Miguel Almirón en la selección paraguaya es proporcional a su capacidad para intervenir en los ataques del equipo. Pese a que en las estadísticas directas (goles y asistencias) no siempre tenga lugar, su peso en los ridigidos por Eduardo Berizzo es grande. Seguramente sea el futbolista más relevante en la fase ofensiva de Praguay. El distinto. El mayor argumento del combinado de cara a la Copa América de Brasil.

A la sombra de los hermanos Romero, su estreno en la competición ante Bolivia no fue tan sonoro pero si adquirió una gran repercusión. De cara a todo lo referente a las situaciones de ataque de la selección, Almirón demuestra ser muchas cosas para sus compañeros. Miguel no es solamente velocidad y conducciones como en ocasiones aparenta. Pese a que son dos aspectos potenciados en su juego, su inteligencia y técnica le permiten abarcar más cosas sobre el verde.

Eduardo Berizzo ha sabido detectarlo, y se ha centrado en sacar todo aquello bueno pero que no siempre luce el de Asunción. El actual futbolista del Newcastle parte desde el carril central con su selección, dando soluciones y moviéndose por todo el ancho del campo para ofrecerse como apoyo. Ante Bolivia, Almirón fue el segundo jugador que más pases dio en Paraguay, completando 74 de 78 en total. Consiguiendo un 94,9% de precisión en sus envíos, 69 de estos desplazamientos hacia sus compañeros fueron en campo rival.

A mayor libertad tiene en Sudamérica, mayor es su impacto en lo que genera la albirroja. Es por eso que sin ataduras aparece constantemente en ataques (o al menos se presta a ello). Pero esto no le hace olvidarse de todo el trabajo defensivo y lo que aporta. Algo que sirve al Toto Berizzo, y un apartado de su juego que con total seguridad ha potenciado desde que llegó a Inglaterra. Para los Magpies, la solidez defensiva y el desempeño atrás no se discute (ante Bolivia acumuló siete recuperaciones). Algo que vuelven a Miguel Almirón un futbolista más completo.