CELTA

Varapalo judicial a la ciudad deportiva del Celta

El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de Pontevedra anula la licencia de los vestuarios y obliga a revisar la de los campos de entrenamiento.

Carlos Mouriño, presidente del Celta; Alberto Núñez Feijoo, presidente de la Xunta de Galicia; y Nidia Arévalo, alcaldesa de Mos; posan en el vestuario durante la inauguración de la Cidade Deportiva Afouteza.
ADRIAN SANTAMARINA RC CELTA

Siete meses después de su controvertida inauguración, la ciudad deportiva del Celta en Mos, bautizada como Afouteza, sigue siendo una sombra del proyecto inicialmente presentado por el club presidido por Carlos Mouriño. A los problemas para adquirir los terrenos necesarios se suma ahora un varapalo en los tribunales. El Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 3 de Pontevedra ha estimado el recurso interpuesto por la Comunidad de Montes de Tameiga y ha revocado la licencia de obras concedida por el Concello de Mos en octubre de 2019 para la construcción de vestuarios e instalaciones auxiliares junto a los nuevos campos de entrenamiento.

Esta resolución también condena al gobierno local de Mos, municipio limítrofe con Vigo, a incoar, tramitar y resolver en plazo un expediente de revisión de oficio de la licencia de obra otorgada al Celta en noviembre de 2018 para la ejecución de un campo de fútbol doble de 16.576 metros cuadrados con un aparcamiento de 5.500 metros cuadrados.

Desde A Sede céltica han reaccionado de inmediato emitiendo un comunicado en el que afirman estar firmemente convencidos “de que en todo momento se ha actuado, y seguirá actuando hasta lograr la totalidad del proyecto en Afouteza, respetando con el máximo rigor la legalidad vigente y considera que, sin, ningún tipo de duda, la Cidade Deportiva cumple de manera escrupulosa con la normativa urbanística aplicable”.

El club también apunta que esta decisión judicial “se basa en una cuestión de forma sobre la vía de concesión de los permisos y no cuestiona que las obras sean totalmente compatibles y autorizables urbanísticamente. El Concello de Mos presentará recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia. Esta sentencia no afecta en absoluto a la actividad deportiva que se desarrolla en Afouteza”.