EUROCOPA

La Euro, en vilo por el Covid

Las medidas sanitarias son muy estrictas para cualquier acreditado al torneo, por supuesto también para jugadores. Nadie sin una PCR entra al estadio.

La Euro, en vilo por el Covid
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

La primera Eurocopa con Covid es también la primera con fuerte medidas sanitarias que hay que cumplir en cada una de sus 11 sedes. La UEFA quiere ser rigurosa con este asunto para no cometer ningún desliz. La amenaza de los casos positivos que ya ha alterado los planes de selecciones como España y Suecia es una realidad.

Todos los que participan del evento, sobre todo aquellos que tienen acceso a lo estadios, deben cumplir una serie de requisitos que en algunos cosas son bastante estrictos por el bien común de quienes participan. Los inconvenientes empiezan ya a la hora de viajar. Para montarse en un avión, las compañías exigen PCR con 48 o 72 horas de antelación, según el país. En las fronteras también se exige. En algunos caso, como Azerbaiyán, es necesario también un visado.

Para recoger la acreditación de jugador, miembro de la delegación, periodista u organización hay que rellenar un formulario de buen entendimiento (EPA) del Covid

La sesión ofrece la información necesaria para garantizar la creación y el mantenimiento de un entorno de trabajo seguro durante la Euro 2020. El EPA debe completarse a diario, antes de acceder a las instalaciones. También es obligatorio utilizar mascarilla dentro del estadio y no se permitirán excepciones.

Se insta al aumento de la higiene personal de las manos, a evitar el contacto físico y a respetar el distanciamiento social. Hay personal médico a disposición de cualquier acreditado dentro de los estadios.

Además, los aficionados también deberán presentar pruebas PCR para poder hacer uso de sus entradas. Esto es algo que ya se hizo en las finales de Champions y Europa League y se mantiene en la Eurocopa. Hay habilitados centros en los que poder hacerse la prueba, pagando, en los aledaños de los estadios.

Las medidas de seguridad también son fuertes con el fin de que no sobrepase ningún límite en lo referido al Covid. Los casos de España y Suecia ponen en alerta a la UEFA, que sabe que se arriesga mucho celebrando un torneo como este a puerta abierta. Sabían que podía haber problemas y por ello aumentó el número de jugadores por equipo a 26. Por ahora todo entra dentro de los límites razonables, pero los responsables están en vilo por lo que pueda suceder. El Covid es ya el invitado que nadie quería en esta fiesta del fútbol europeo.