GIRONA

El Rayo provocó el último apagón del Girona esta campaña

La última derrota del conjunto rojiblanco se produjo en Vallecas. Fue en la jornada 34 (2-1) y estuvo repleta de polémica. Desde entonces ha sellado ocho victorias y dos empates.

El Rayo provocó el último apagón del Girona esta campaña
Pepe Andrés

El Girona parece que se ha convertido en un bloque tan fiable como intocable. La dinámica que arrastra el bloque de Francisco es excelente y se puede considerar que el sueño del ascenso empezó tras la derrota que cosechó en la jornada 34 en Vallecas ante el Rayo Vallecano, precisamente su rival en la final del playoff. Los gerundenses cayeron 2-1 en un duelo repleto de polémica y de ahí que en el vestuario catalán haya cierto sentimiento de revancha. Aquel duelo fue, sin duda, un punto de inflexión en el final de Liga del Girona porque desde entonces, en los últimos diez encuentros (ocho de Liga y los de semifinales del playoff ante el Almería), ha obtenido ocho victorias y dos empates.

En Vallecas, por lo tanto, se produjo el último apagón del Girona este curso. Aquella derrota fue un pullazo para un grupo que tras ello no ha parado de reivindicarse y demostrar que quiere regresar a Primera División. Y va por el buen camino. En el vestuario gerundense hay ganas de volver a Vallecas porque aquella derrota sufrida en la jornada 34 les dejó un mal sabor de boca. Y más porque, al margen de ver cómo el Rayo les remontó un 0-1 tras el gol de Santi Bueno gracias a Comesaña e Isi, las decisiones arbitrales les hicieron alzar la voz. El club, sin ir más lejos, tras el duelo en Vallecas emitió un comunicado mostrando su p"reocupación y desconcierto" por las diferentes interpretaciones que hizo el VAR en algunas acciones del juego. Los rojiblancos se quejaron de la no señalización de dos penaltis a su favor: uno por un pisotón sobre Arnau y otro por unas manos de Óscar Valentín que quedaron impunes.

En Girona hay ilusión por afrontar la final del playoff y más tras el varapalo sufrido la pasada temporada, también en una final, ante el Elche. Pero paso a paso. Se trata de una eliminatoria de ida y vuelta y Francisco tiene claro que su objetivo será mostrar en Vallecas este domingo la misma imagen que ante el Almería: quiere un equipo atrevido, seguro atrás y valiente arriba. Desde la temporada 2008-09, el Girona ha visitado en siete ocasiones Vallecas y el balance obtenido ha sido de cuatro derrotas, dos victorias y un empate. La última alegría fue la campaña 2018-19, cuando ambos militaban en Primera, porque un doblete de Stuani les dio los tres puntos (0-2). Es el espejo.