LALIGA PROMISES | XXIX EDICIÓN

El Barça de los primos

Guille y Toni son familia y se entienden con la mirada. Desembarcaron en La Masía procedentes del Espanyol hace tres años.

0
El Barça de los primos
ALBERTO IRANZO

Toni y Guille Fernández Casino, el '10' y el '6' del Barça. Todos en LaLiga Promises se preguntan si son hermanos. No lo son. Son primos, familiares directos. Una relación que se extiende en el terreno de juego, donde se entienden con la mirada. Ante el Valladolid, en octavos, se fabricaron el enésimo gol desde que aterrizaron en La Masía hace tres años.

Toni y Guille firmaron por el Barça procedentes del Espanyol cuando eran benjamines. El club culé pescó en la cantera perica para llevarse el pack completo. Y es que los dos jugadores llevan juntos desde la cuna. Sus padres son hermanos y están casados con dos hermanas. Imposible estrechar más los lazos.

Toni destaca por ser un jugador diferente, desequilibrante y con mucho talento. Un futbolista callejero, de los que escasean. Guille es mucho más posicional. Su físico es imponente y controla el centro del campo con una visión de juego espectacular. Ambos son dos piezas fundamentales en el Barça.

La progresión de Guille ha sido brutal. Empezó de lateral derecho en el Espanyol y ahora en fútbol 11 juega de interior. En la Promises ha dado el salto a la medular para sostener al Barça. A Toni se le caen los goles, aunque se acaba de estrenar en el torneo. En el alevín A, el curso pasado y hasta la suspensión de las competiciones por la pandemia, llevaba 60 goles. Así son los primos del Barça.