RAYO VALLECANO

Bebé, 'O Rei' de Vallecas

El extremo portugués fue el gran héroe de la eliminatoria ante el Leganés. Revolucionó el duelo desde su salida e hizo doblete, marcando el 3-0 lesionado del hombro. Es duda para la vuelta.

Bebé celebra con sus compañeros uno de sus goles al Lega.
LALIGA

Toda historia necesita un héroe y el Rayo ya tiene el suyo: Bebé, 'O Rei' de Vallecas. El extremo revolucionó el partido contra el Leganés desde el mismo instante en que saltó al césped y firmó un doblete, que deja encarrilada —no sentenciada— la presencia de los franjirrojos en la final del playoff. Antes, el domingo, los de Iraola tendrán que visitar Butarque y el portugués es duda por unas molestias en el hombro, que no le impidieron anotar el 3-0 ni terminar el duelo. Por no faltar, no faltó ni esa pizca de épica.

Aunque su temporada está repleta de ella. Bebé sufrió una grave lesión de cruzado, aquel fatídico 26 de octubre de 2019, y tuvo que afrontar un calvario de operaciones, largas estancias en el hospital, dolor, tristeza... Incluso la posibilidad real de no poder volver a jugar al fútbol. En ese duro camino dos fueron las muletas que le sostuvieron, el capitán Alberto y el doctor Carlos Beceiro, con ellos se abrazó para celebrar sus goles, los del Leganés y otros de los que han llevado a la Franja hasta la promoción.

Bebé regresó a una convocatoria (Tenerife) casi un año después de romperse esa rodilla derecha, debutó a los veinte días en el derbi contra el Fuenlabrada e hizo su primera diana a Las Palmas el 20 de diciembre. Ya suma seis en Liga y otra en Copa. Algunas de vital importancia como la que dio la victoria al Rayo en Almería (hizo el 0-1 en el 89') y la del empate con el Albacete (anotó el 2-0 en el 87'). Además de sentar las bases de la remontada (3-2) con el Zaragoza, en la que participó con el 1-2. Sólo ese tanto lo marcó siendo titular, puesto que los cinco restantes los consiguió en su papel de revulsivo.

De ahí que la grada de Vallecas le dedicara una emotiva ovación cuando entró, en el minuto 64, sustituyendo a Qasmi. El extremo era la gran baza de Iraola para desatrancar el encuentro contra el Leganés, después de haberse recuperado de unos problemas en los isquios que sufrió, precisamente, frente a los pepineros en Liga y le obligaron a estar en el dique seco tres jornadas. Ahora el hombro hace peligrar su participación en Butarque, como confirmó el propio técnico: "Me extraña mucho que podamos contar con él porque ha acabado muy dolorido con el hombro. Le tendrán que hacer pruebas. No lo puedo descartar, pero en tres días no sé si lo podremos recuperar".

A pesar de estos contratiempos, Bebé está mostrando su mejor versión, echándose el equipo a la espalda cuando lo ha necesitado, rematando, asistiendo... Ha servido dos goles a sus compañeros (Mallorca y Alcorcón) y con sus siete tantos ha fulminado todos sus registros realizadores desde que aterrizó en España. Eso sí, tiene en mente aquellos once de su etapa en el Paços de Ferreira. Más allá de la cantidad, lo que prima en el extremo es la calidad, puesto que su potencia en el golpeo le ha llevado a dibujar auténticas obras de arte. El rayismo aún tiene en la retina sus goles de falta directa ante el Elche (Copa), el Zaragoza (Liga) y ahora, también, el Leganés (playoff). El portugués termina contrato el 30 de este mes, pero quiere continuar en el Rayo, donde se siente querido y feliz.