ATLÉTICO

Saúl, una venta interesada

El verano va a ser largo en torno a su nombre. Por primera vez, es factible, de verdad, una salida. El Atleti necesita dinero. Él, quizá, un cambio de aires.

Madrid
0
Saúl, culebrón del verano 2021 en el Atleti.

Saúl. No hay verano sin culebrón y el de 2021 en el Atleti llevará su nombre. El del canterano (26 años, 27 en noviembre). Está en el escaparate. Por primera vez sí, de verdad. Otros años vinieron a buscarle desde la Premier (United, insistente), desde Alemania (Bayern) o LaLiga (Barça) pero siempre se encontraron un portazo. Del Atleti y del propio jugador. Ahora la puerta está entreabierta. Por las dos partes. El Atleti, muy afectado en sus cuentas por la pandemia, sólo podrá fichar si antes vende. Es condición 'sine qua non'. Y de sus futbolistas en venta uno de los más atractivos es Saúl. Lleva dos años y medio sin que las cosas acaben de salirle en el Atleti.

Multiusos. Entregado. 'Uno di noi'. Son muchos los adjetivos con los que pueden calificarse al ilicitano, todos exactos. Porque desde 2017 ha sido uno de los futbolistas claves para Simeone. Siempre entre los que más minutos jugaba (4.246, temporada 2019-2020; 3.911, 2018-19), el comodín, obligado a ejercer de lateral, de central, de lo que fuera, tan lejos de su zona de influencia, el centro del campo hacia delante, donde su zancada resulta letal. Pero hace dos temporadas comenzó un declive inexplicable. Tenía minutos, sí. Jugaba, también. Pero errático, intranscendente. En esta 2020-21 perdió, incluso, la titularidad, algo que resultaba impensable con el Cholo, tan de mantener los galones que sus futbolistas se ganan, Koke, Saúl y Oblak siempre eran los fijos de sus alineaciones.

80 millones desde Alemania

Los rumores hace tiempo que están ahí, alentados por los fuegos de sus suplencias, de su no llegar a encajar del todo (aunque en los últimos partidos de la temporada sí se vieron visos del mejor Saúl, ese que se besaba la muñeca en golazos para la historia, Bayern, Liverpool, Madrid...) pero es este verano cuando pueden arder. En las próximas semanas habrá reuniones, club, jugador, y, por primera vez, no es descabellado imaginar un futuro sin el canterano en el equipo. Cuarto capitán, aunque tenga contrato hasta 2026, quizá necesite un cambio de aires. Su ficha es una de las más altas del equipo, en torno a los ocho millones, por lo que también aligeraría masa salarial, ayudaría a que el Atleti pudiera comprar, ya vendido. Ofertas no le faltan. La prensa alemana ayer informaba de una de 80 millones de ese Bayern que también le quiere de forma insistente