DEPORTIVO

El Depor tira de cantera también para la secretaría técnica

A la promoción interna de Carlos Rosende se unen las incorporaciones de Martín Castiñeira y Juan Giménez, talento joven local y nacional para renovar el departamento.

Carlos Rosende y Antonio Couceiro en una reunión del Deportivo
RCDeportivo

"Cantera, cantera, cantera", así de claro se mostró el presidente Antonio Couceiro cuando le preguntaron sobre su proyecto de futuro para el Deportivo nada más llegar al cargo. La delicada situación económica y los continuos batacazos han provocado que en la Plaza de Pontevedra hayan decidido dar un giro definitivo hacia lo que tienen en casa. Algo que va más allá de jugadores. Porque los despachos también necesitaban aire fresco y una de las primeras decisiones de este verano fue la promoción interna de Carlos Rosende, que tras unos años en el club trabajando en captación ascendió a responsable de una secretaría técnica que bajo su mando también ha seguido tirando de cantera.

El club blanquiazul anunció que completaba el departamento con las incorporaciones de Martín Castiñeira y Juan Giménez. Ambos nacidos en la década de los 90, ambos ajustados a ese perfil de talento joven y con hambre. Uno local, Castiñeira (1992), Técnico Superior en Fútbol nivel III y que suma ya siete años como entrenador en diferentes clubs de fútbol aficionado coruñés. Profundo conocedor del fútbol base gallego, el será el nuevo coordinador de captación de fútbol 11.

Para traer a Giménez (1990) se ha tenido que ir algo más lejos. Desde el Cornellá llega el valenciano después de cuatro años formando parte de la secretaría técnica y la dirección deportiva del conjunto verde. Es Técnico Superior en Fútbol nivel II y ha sido entrenador y responsable de captación de las categorías inferiores del club. Ocupará el puesto de adjunto al secretario técnico.

Carlos Ballesta, otra salida más del Deportivo

Y mientras unos llegan, otros se van. Tras las salidas de Alfonso Serrano y Richard Barral, el siguiente en dejar el club será Carlos Ballesta. Aunque en su caso por jubilación. A sus 66 años y convertido en una auténtica leyenda blanquiazul, el que fuera futbolista y técnico de Fabril y Depor dejará sus funciones de ojeador y en la captación, puesto en el que llevaba desde 2014.