REAL MADRID

Ancelotti cambia el futuro a Isco

El malagueño se reunirá con el técnico a la vuelta de las vacaciones y tomará la decisión de salir o no del Madrid. Está contento con el cambio.

La llegada de Ancelotti al Real Madrid cambia drásticamente las perspectivas de futuro de algunos jugadores de la primera plantilla. A algunos, para mal. Como por ejemplo a Bale, que fue uno de los detonantes de la salida del técnico italiano en su primera etapa. A otros, para bien, como a Isco, que tan importante fue para los éxitos conseguidos por Ancelotti de 2013 a 2015. El de Arroyo de la Miel incluso celebró en las redes sociales su contratación. Le dio a me gusta en la publicación de Instagram del técnico en la que anunciaba su regreso. En cambio, no se despidió de Zidane.

Según ha podido saber AS de fuentes muy cercanas a Isco, el malagueño está, efectivamente, ilusionado con el cambio en el banquillo. Si bien es verdad que a mitad de la pasada campaña habló con el club pidiendo salir, ya antes de la llegada de Ancelotti, cuando se había consumado la salida de Zidane, el jugador había decidido esperar a ver qué nuevo técnico llegaba, hablar con él para conocer sus intenciones y después tomar la decisión. Esa es la hoja de ruta que seguirá el fino jugador del Real Madrid.

A día de hoy, Isco no tiene ninguna oferta para salir del Real Madrid. En realidad, no la tiene ni él ni ningún otro jugador de la plantilla. El malagueño tiene contrato con el Real Madrid hasta 2022 y su sueldo se aproxima a los seis millones de euros netos. Con 29 años y una familia formada en Madrid, la mejor opción para Isco es quedarse en la capital, donde se siente muy a gusto. Si Ancelotti le confirma que parte con las mismas opciones que el resto (algo que no sucedía con Zidane), el mediapunta quiere apurar sus opciones de seguir siendo importante en el Real Madrid.

Si eso sucediera, que empezara a tener minutos con regularidad, todas las opciones estarían abiertas para él. Se le presenta un nuevo horizonte por delante, pues se revalorizaría para tener posibilidades de encontrar un buen contrato (el último gran contrato de su carrera) cuando pueda irse libre en el verano de 2022. La intención del Madrid, sin embargo, es bien distinta. El club tiene la esperanza de que llegue una buena oferta por él ahora y que pueda sacar un puñado de millones que le ayude a financiar otras operaciones. Pero, de una manera u otra, Ancelotti ha cambiado el futuro de Isco.