PORTUGAL

Adán: "El partido a partido ha roto también la hegemonía en Portugal"

Adán ha sido el mejor portero de la liga, la crítica lo subraya como una de las claves de un Sporting al que Amorim hecho campeón 19 años después. Su triunfo recuerda al del Atleti.

0
Adán posa en Lisboa.

Lo suyo ha sido llegar y hacer historia con Sporting.

Estamos muy contentos, no esperábamos que fuera todo tan bien. Pensábamos que iba a ser un año bueno. Cuando me uno al proyecto, me ilusiona porque las conversaciones con Hugo Viana, el director deportivo, y con Amorim, el entrenador, son ilusionantes, pero no tanto como para ganar el campeonato. Pero al iniciarse la temporada, vimos que esa posibilidad iba creciendo.

¿Cómo le convenció el Sporting para aceptar el reto de ir a Portugal?

En el Atlético era muy feliz, aunque gente no lo entienda porque no jugaba tanto como ahora. Pero me encontré un grupo fantástico. Al salir del Betis lo había hecho con ganas de conocer ese vestuario porque todo el mundo me había hablado muy bien de la forma de trabajar del Cholo y del resto de la plantilla. Tenía muchas ganas de estar allí. Cuando se acercó la hora del final del contrato tenía una propuesta del Atlético para seguir, pero decidí que era el momento de volver a jugar en un proyecto donde fuera de nuevo protagonista. Sporting me ofreció la posibilidad de estar compitiendo por jugar cada domingo. Eso me hizo tomar una decisión fácil, unido a que iba a un club que iba a pelear por estar en la Champions, la mejor competición del mundo. Además, Lisboa es una gran ciudad, que era algo para valorar junto a mi familia.

Oblak siempre habla de lo bueno que se generó entre usted y él en el Atlético.

La relación fue fantástica. Él es una persona humilde, a pesar de ser el mejor portero del mundo y yo, por la edad que tenía y la dificultad que iba a tener para jugar minutos, sabía perfectamente cuál era mi papel en el equipo. Sabía que tenía que trabajar. Construimos una buena relación que perdura.

"Amorím es especial por su mentalidad. Va a ser uno de los mejores entrenadores de Europa, te das cuenta en el día a día"

Esta temporada sus números no tienen nada que envidiar a los suyos...

(Risas). Algo aprendí... La frialdad de estar en la portería a pesar de no ser un equipo que reciba tantos disparos. Él siempre está ahí. Eso se aprende de otros compañeros.

Viendo sus partidos en el Sporting, precisamente se aprecia su precisión quirúrgica para aparecer en los momentos importantes con paradas salvadoras. Por ejemplo, en ese partido contra Braga con un jugador menos y aquella parada a bocajarro para conservar el triunfo.

Es cierto que cuando juegas en un grande, y por suerte lo he vivido en distintos momentos, sabes que el rival va a tener pocas ocasiones, pero que eso te va a llevar a un estado de concentración por encima de lo normal para estar listo en el momento oportuno. Con el paso de los años lo he aprendido. Estoy contento por eso, a pesar de intervenir menos en algunos partidos, ha habido otros en circunstancias puntuales que el equipo me ha necesitado y ahí he estado yo. Otras veces, otros compañeros. Lo bueno es que en Sporting es difícil destacar a un jugador por encima de otro. Cada vez tiraba uno del carro. Recuerdo los goles de Coates en los minutos finales, cuando todo estaba cuesta arriba. O los goles que nos dio Pedro Porro al principio de temporada siendo un lateral. O los 27 goles de Pote. Todo ha dado puntos.

¿Cómo consigue un recién llegado de fuera convertirse en uno de los líderes del vestuario dentro y fuera del campo de un equipo campeón?

Te lo dan los años y la experiencia. El haber pasado por distintos vestuarios. Te hace entrar de otra manera. El Sporting buscó un poco eso, porque tenemos mucha gente joven, que prácticamente es su primera experiencia profesional y lo ha combinado con jugadores que ya tenemos una experiencia. Ha sido fácil porque los niños te dan esa alegría y los veteranos ofrecemos la cordura y la pausa cuando se precisa.

Cuando se acercaba el final de la liga y podía aparecer la ansiedad, ¿le ha tocado hablar mucho con los jóvenes?

Siempre que han necesitado de mí, han podido contar conmigo, es algo que me gusta por la experiencia que tengo. Pero no ha sido tan necesario porque el hecho de que el equipo sea tan joven ha hecho que no sintieran tanto los momentos de presión. Eso es bueno, para ellos el resultado de ganar o perder no significaba que el siguiente partido se encarara con más presión. Eso ha permitido que se llegara con alegría y con frescura mental a lo decisivo.

Siempre se nos llena la boca con los clubes que apuestan por los jóvenes, pero en esta temporada, más que nunca, los veteranos han mostrado su valor. Ahí está Luis Suárez en el Atlético, Ibra, Burak Yilmaz, Modric, usted mismo y hasta Buffon decisivo en el final de la Juve.

Hace poco leí una entrevista que en la que alguien contaba que en esto del fútbol no es tan bueno mirar la edad como si es buen o mal futbolista. El bueno da rendimiento con 20, con 30 o con 36. Ha puesto ejemplos claros, por más que pasen los años siempre van a estar ahí. No hay que mirar tanto el DNI sino el rendimiento. La edad da igual.

"Con Oblak hay una relación que perdura. Lo mejor es que es el mejor del mundo y sigue siendo humilde"

Otro es Cristiano, que ha sido el máximo goleador en Italia. Un rumor que ha circula es su posible regreso a Sporting. ¿Lo ve?

Es otro ejemplo del futbolista ante el que estamos. La próxima temporada, si continúa en la Juve, pues seguirá haciendo muchos goles a pesar de su edad y aquí se ha hablado de la vuelta de Cristiano y se vuelve a hablar con mucha ilusión de él. Salió de aquí, es una de las figuras de esta academia, ilusiona a todos, pero yo creo que todavía no va a llegar ese momento de que lo podamos disfrutar con la camiseta del Sporting.

Habla de la siempre destacada academia del Sporting. Esta temporada jugadores como Nuno Mendes o Tiago Tomas en el primer equipo. ¿Qué hace especial a esta academia?

La calidad de los jugadores, es tremenda, pero después solamente les hace falta ese empujón de ponerles a jugar en el primer equipo en un clima positivo y con un entrenador con personalidad, sin miedo para ponerles, como Rúben Amorim. A mí me han sorprendido, no solamente esos nombres que han jugado con nosotros, sino también los chicos que subían a entrenar con nosotros de las inferiores. Cierto que están ahí Nuno Mendes o Tiago Tomás, pero también Bragança, que en breve se va a hablar mucho de él. Se está creando un núcleo muy bueno de gente de la academia.

"Me alegro especialmente por Mario Hermoso, Marcos Llorente, Oblak y Koke. Mario y Marcos son de clase mundial y se les ha reconocido"

Pedro Porro se ha metido en la órbita de la selección gracias a lo que ha hecho con Sporting.

Pedro salió muy bien de Girona para firmar por el City, lo que no es cualquier cosa. La temporada pasada no tuvo tantas oportunidades porque igual dio con un club que no apostaba tanto por el talento joven. Se vino aquí y encontró el clima ideal con un entrenador valiente, que ha apostado por él. Es un grandísimo futbolista y eso le ha llevado a la Selección.

¿Por qué es tan especial Rúben Amorim?

Por su mentalidad ganadora y positiva. Encara cada semana sabiendo que va a ganar el próximo partido y lo transmite. Además, ha demostrado su idea con una personalidad valiente y también bien organizada defensivamente. Va a ser uno de los grandes entrenadores de Europa. Te das cuenta en el día a día.

¿Cuál es el técnico que más le ha marcado en su carrera?

He tenido la suerte de trabajar con los mejores. Empecé en la cantera del Madrid con Capello. Luego, Mourinho, Pellegrini, más tarde con el Cholo. Los mejores del mundo. Es difícil quedarse con uno. Todos son muy buenos y a la vez tan diferentes. Al llegar a una edad, habiendo vivido tantas cosas en vestuarios tan importantes con entrenadores de ese nivel hace que me tome las cosas con cierta tranquilidad.

El reto es ahora mantener al Sporting ahí.

El míster ha dicho que quiere mantener el grupo. Obviamente el mercado es el mercado, pero la idea del técnico es no mover lo que tenemos y volver a contar con gente de la cantera para hacer la plantilla un poco más amplia para encarar las competiciones del año que viene. El club merecía volver a la Champions. El club y el míster tienen una idea muy clara. Hay que seguir sacando chicos y juntarlos con la gente de este año.

¿Qué le pasaba al equipo a partir del minuto 80 que era una máquina de conseguir puntos (hasta 20) en esa recta final de los partidos?

La mentalidad que nos inoculó Amorim. Nos hizo ver que si éramos un equipo que no encajaba, íbamos a estar vivos en el partido y somos un equipo con hambre y con empuje. Había calidad y eso nos llevaba a los minutos finales a marcar esos goles que buscábamos desde el principio del partido.

"Estoy contento por mis paradas en momentos clave, cuando juegas en un grande sabes que tienes que tener una concentración por encima de la normal"

Sorprenden esas cifras realizadoras de Pedro Gonçalves, que no es un delantero realmente, pero ha marcado 23 goles.

Sorprendernos no nos ha sorprendido. Lo hablé con compañeros en pretemporada, se le veía que tenía mucho gol. Pero lo mejor es la capacidad que ha tenido para crecer en distintas posiciones, en todas lo ha hecho bien, es un mediocentro o un mediapunta y nunca había estado tan arriba, pero al final el míster ha sabido aprovecharlo y potenciarlo. Se merece estar en la Eurocopa.

¿Hay paralelismo entre el triunfo del Sporting en Portugal y el del Atlético en España? ¿Qué significan ambos para el fútbol?

Es obvio que, sí, hemos conseguido romper la hegemonía de los otros dos clubes poderosos, como ha hecho el Atlético con el Real Madrid y el Barcelona, después de muchos años sin ganar el título. Aquí también se ha seguido la filosofía del Cholo del partido a partido, la hemos hecho nuestra. Amorim nos decía que éramos capaces de ganar a cualquiera si lo hacíamos con rigor, sin pensar más allá. Nos inculcó eso, pero también siendo conscientes de que, dada la inexperiencia del equipo, podríamos perder también ante cualquiera. Nos inculcó el partido a partido del Cholo. En los tiempos en los que se está hablando de la Superliga, donde no se hablaba de ningún equipo portugués en ella, hemos demostrado que podemos estar entre los mejores y el año que viene jugaremos la Champions. Tenemos nuestro espacio entre los mejores.

¿Por cuál excompañero del Atlético se alegra especialmente del título de liga?

Me alegro por todos porque había un grupo fantástico de futbolistas y personas, pero especialmente por Mario Hermoso, Marcos Llorente, Oblak, Koke y demás, que llevan tiempo peleando por conseguir el objetivo y ya lo tienen. Por Mario y Marcos porque son dos grandísimos futbolistas de nivel mundial que fueron al Atlético buscando ese protagonismo que han tenido este año y se ha visto recompensado con el título. Por Koke, también, porque es su primer título como primer capitán. Es una leyenda del club que se merece todo lo bueno. Ojalá levante muchos títulos, seguro que este ha sido muy especial.

Lille, Sporting y Atlético ganan la liga en la temporada en la que se hablaba de la Superliga y donde no se metía a ningún equipo portugués. ¿Cómo han vivido allí ese intento?

En Portugal se ha vivido con sensación de injusticia para al resto de equipos. Es cierto que hay que darle una vuelta a la Champions para hacerla más competitiva, pero la forma de plantearlo no ha sido la mejor. Pero estoy seguro de que al final saldrá algo positivo y diferente de lo que tenemos hoy en día como Champions. Esto va a provocar cambios que mejorarán la Liga de Campeones. Si los grandes, partiendo del Real Madrid y Florentino Pérez, han planteado esto, estoy seguro de que al final no será esa Superliga , pero saldrá algo que mejore lo que tenemos y donde podamos estar todos.

Sporting necesitaba un triunfo así para enterrar años de irregularidad e inestabilidad. ¿Lo ha sentido entre los aficionados?

Sí, Sporting es un club que mueve mucha gente en el mundo. Un club con una afición muy pasional, se parece a cómo se vive el fútbol en Sevilla con la afición del Betis, que a pesar de no haber tenido muchos éxitos últimamente, la afición siempre está ahí. Eso tiene una parte positiva como ahora con la movilización y también lleva a los años convulsos con gente que ha querido entrar en el poder y ha hecho que la afición se dividiera un poco. Hace un par de años tuve la oportunidad ya de venir al Sporting, cuando salí del Betis, y en aquel momento decliné porque el club vivía una situación convulsa en el poder, a raíz de aquel asalto de la ciudad deportiva y hubo un cambio de dirección. Eso ya pasó y esperemos que este triunfo devuelva la estabilidad de una vez para siempre. El club tiene una afición increíble y un potencial tremendo para estar entre los grandes.

¿La selección ha pasado por su cabeza?

Siempre que estás en activo, habiendo pasado por las inferiores de la Selección y de pasar momentos en el Betis donde se hablaba de mí para la Selección, siempre tienes esa ilusión. Jugar en un equipo que ha salido campeón hace que tus posibilidades crezcan, porque llamas la atención de todo el mundo, incluido el seleccionador. Pero soy muy consciente de las dificultades que conlleva entrar en una lista de la Selección, tenemos grandísimos porteros en España. Ahí están mis números y el campeonato. Si algún día lo decide el míster...

¿Cuál va a ser su futuro?

Firmé dos años con opción a un tercero y se mantiene así. Mi futuro está en Sporting. Vine con la idea de jugar y poder competir por estar en Champions. Lo hemos conseguido y mi familia está feliz aquí.

Seguro que hoy más que nunca agradecerá haber pasado a la portería después de sus inicios en el fútbol como delantero.

Desde que vi la posibilidad de vivir de esto, orgullosísimo de aquel momento en el que cambié la delantera por la portería. Estoy orgulloso de esta carrera, es difícil mantenerse tantos años al máximo nivel.

¿Es más fácil ahora convencer a un niño de que sea portero?

Es más sencillo que antes. Antes tenía todo el mundo como ídolo al delantero goleador, pero de unos años a esta parte con figuras como Casillas, Buffon u Oblak, han hecho que los niños quieran ser como ellos. La figura del portero ha crecido muchísimo, se le da más valor, vemos grandes traspasos de porteros y eso hace que los más pequeños quieran ser como ellos. Ahora los niños piden que les compren las camisetas de los porteros.