LEGANÉS

El Leganés ‘campeona’ en la ‘Liga Garitano’ antes del playoff

Ningún equipo ha sumado más puntos que el Leganés desde su llegada a Butarque el 27 de enero. El equipo ha acabado a sólo un punto de los 74 con los que subió por la vía directa en 2016.

0
El Leganés ‘campeona’ en la ‘Liga Garitano’ antes del playoff
ALFONSO REYES DIARIO AS

El Leganés cerró la temporada regular pareciéndose más que nunca a sí mismo. Al menos a la proyección que Asier Garitano gusta de un equipo que suma ya ocho jornadas sin perder y que, en ese lapso, sólo ha concedido dos goles. Ambos de penalti. Seis porterías a cero y una goleada como broche (el 0-5 en Zaragoza) demuestran que este Leganés va en serio a por el playoff, ése al que llega como ‘campeón’ de ‘la liga de Garitano’.

Porque desde que Asier retornó a Butarque, no ha habido ningún equipo que haya cosechado tantos puntos como los blanquiazules. Ni siquiera el todopoderoso Espanyol o el enrachado Girona. El balance pepinero es de 39 puntos frente a los 37 que ha acumulado el conjunto perico o los 38 de los gerundenses.

Buena cosecha en el momento más duro

Cierto: el Leganés ha disputado un partido más que ambos equipos, porque tuvo que disputar en febrero el duelo aplazado ante el Almería por la borrasca Filomena. Pero el dato, lejos de restar mérito, lo aumenta. El Leganés tumbó a los andaluces (2-1), referencia casi todo el curso por la tercera plaza y, a la postre, equipo damnificado del arreón blanquiazul. Además, que el Leganés ha sabido aumentar y consolidar su cosecha de puntos en el tramo más complicado del curso, ése en el que todos los equipos se juegan algo.

Lo ha hecho disparando su diferencia de goles. En los 21 partidos anteriores a la llegada de Garitano, con Martí al frente, el Leganés sumaba un +4 fruto de una buena pegada (20 dianas), más que de una buena defensa (16 tantos en contra). Sin embargo, con Garitano las cifras se han equilibrado… en ataque. El equipo ha encajado otras 16 dianas, pero a cambio ha hecho 31 goles a favor, once más que antes de su llegada.

También ha mejorado en aquello de evitar las derrotas. Con Garitano el Leganés ha sumado sólo un triunfo más que en arranque de curso (11 triunfos por los 10 anteriores), pero ha ha perdido menos: 4 derrotas frente a las 7 previas y, sobre todo, 6 empates frente a los 4 anteriores.

Casi como en 2016

Un gazpacho de datos que tiene regusto amargo. Porque al final del curso el Leganés ha acumulado 73 puntos que es su segunda mejor puntuación histórica en la categoría. El récord se fijó en 2016, cuando subió a Primera por la vía directa como segundo clasificado. Entonces el Leganés acumuló 74 puntos. Ahora sólo ha conseguido uno menos y, aún así, en aquella campaña le habría servido para subir a la élite también por la vía directa. El Nástic, que fue tercero, acumuló 71 puntos.

La perspectiva sirve para orientar el grado de exigencia que ha tenido esta campaña en la que el Leganés ha quedado a nueve puntos tanto del primero, como del segundo. Ahora esas cábalas no sirven. El Leganés disputará su primer playoff de ascenso sólo amparado por la ventaja del factor campo y del factor clasificación en caso de que su eliminatoria (o eliminatorias, en plural) acaben en empate al final de la prórroga. El resto ya no será cosa de números, sino de sensaciones. Y ahí el Leganés se parece cada vez más a sí mismo.