LALIGA PROMISES | XXX EDICIÓN

Barça y Sevilla se citan en la final de LaLiga Promises

Catalanes e hispalenses eliminaron a Betis y Celta respectivamente y se verán las caras en la cúspide del fútbol base. El joven celtiña Bryan Bugarín se despidió del torneo con un golazo.

Barça y Sevilla se citan en la final de LaLiga Promises
ALBERTO IRANZO DIARIOAS

Barça y Sevilla han llegado a lo más alto del fútbol base. Catalanes y andaluces se verán las caras en la final después de haber superado en sus respectivas eliminatorias a Betis y Celta de Vigo. Los de la Masía se iimpusieron con autoridad mientras que los hispalenses estuvieron cerca de caer eliminados en una mañana donde el fútbol se vistió de gala.

La primera semifinal estuvo teñida de blaugrana de principio a fin. Los catalanes emplearon su habitual juego de posesión mientras que los andaluces se atrincheraron atrás esperando que Jairo cazara algún contraataque. Pero con un Michal Zuk que parecía tener pegado el cuero a la bota, el Barça apenas dio opciones a que los béticos gozaran de un disparo a portería. Poco a poco fueron subiendo líneas y antes del descanso Tunkara mandó el primer aviso serio con un remate al primer palo que se marcho fuera.

Y en la segunda mitad no hubo avisos. El propio Tunkara cazó un balón suelto en el área tras la salida de un corner y tras revolverse bien la cruzó de manera soberbia para poner a los suyos por delante. Cuando el Betis todavía se estaba sacudiendo del mazazo llegó el segundo tanto: Jordi Pesquer remató y Jorge del Valle atajó bien, pero tras un mal despeje Fran Orduña enganchó desde fuera del área un tiro cruzado al que el meta ya no pudo llegar. Con el 2-0 los andaluces hicieron un amago de levantarse pero sus opciones se escaparon cuando una sobresaliente falta directa de Rubén Bravo se estrelló en la cruceta.

El triunfo del Barça dio paso al del Sevilla, que tras un gran partido dejó en el camino al Celta de Vigo. Los del norte de España plantearon un encuentro para sacar la pelota jugada desde atrás y fijaron como referencia arriba al talentoso Bryan para dar movilidad. Pero la presión de los andaluces no dio opción y la primera mitad fue un monólogo en de los de Triana que encontraron en Mario Díaz su gran argumento, tanto para robar balones como para marcarse una carrera 'a lo Bale' por la banda para asistir a Hugo González, que puso el 1-0.

Las esperanzas de los celestes se tambalearon con el inicio de la segunda mitad. A la salida de un corner Adrián Sollero remató de cabeza para poner el 2-0 y dejar casi sentenciado el partido...Pero de nuevo apareció Bryan Bugarín para levantar de su asiento a todos los presentes. El joven talento anotó un golazo de falta directa por la escuadra casi desde el centro del campo que dio un vuelco al partido. Un vuelco porque el Celta se vino arriba, comenzó a tocar bien la pelota y tan solo instantes después del 2-1, Pablito Rodríguez puso las tablas recogiendo con un enorme control un centro-chut que había quedado suelto en el área.

Pero el fútbol es un deporte cruel en ocasiones y eso es algo que hoy aprendieron los jóvenes del Celta. Cuando mejor estaban y más merecían ponerse por delante, Enrique Collantes anotó el definitivo 3-2 con un tiro centrado desde fuera del área en el que  y el portero Aitor García no blocó del todo bien la pelota. Posteriormente el propio Aitor se resarció con un paradón en un mano a mano, pero el equipo no fue capaz de empatar y se quedó a las puertas del milagro. Sevilla y Barça tienen una cita con la final.