ATLÉTICO DE MADRID

Los fichajes del Atlético, de la transición a la brillantez

El equipo rojiblanco remodeló su plantilla en el verano de 2019 y ha cambiado 13 caras desde entonces. Se espera esa evolución en João Félix, Lodi y Kondogbia.

Renan Lodi, Marcos Llorente, Suárez, João Félix y Carrasco.
Angel Martinez Getty Images

“Hay que saber el año de transición en el que estamos. Paciencia y tranquilidad". Eran las palabras de Simeone tras caer derrotado contra el Barcelona el 1 de diciembre de 2019, donde el Atlético llevó a cabo un gran partido, pero vio como un gol de Messi en los últimos minutos le volvía a mandar a la lona.

El equipo rojiblanco estaba fuera de puestos Champions y las críticas arreciaban sobre el técnico argentino. Sin embargo, el Cholo tenía un plan. Había llevado a cabo una renovación completa de su columna vertebral ese mismo verano, y si las caras nuevas siempre han necesitado un proceso de adaptación para integrarse en el esquema del Atlético, en esta ocasión era también el técnico el que necesitaba acomodarse a las características de sus nuevos futbolistas.

Junto con Andrea Berta, el encargado de estudiar el mercado y presentar las mejores opciones para reforzar los puestos más debilitados, el Cholo tuvo que reponerse del adiós de jugadores con el calado de Godín, Juanfran, Lucas, Filipe, Rodrigo y Griezmann, alumnos aventajados en el libreto del técnico y que, salvo en el caso de Rodri, llevaban años perfectamente ensamblados en el sistema táctico del argentino. En ese mercado veraniego de 2019 comenzó a fraguarse un equipo con mayor apuesta por la posesión y el juego colectivo y Simeone sólo pidió una cosa: tiempo. La transición, como denominó ese proceso de conocerse y comenzar a sacar el jugo a sus nuevos futbolistas.

Algunos de ellos como Trippier, Lodi o João Félix se hicieron con un hueco en el once nada más llegar, después de haber dejado unas grandes sensaciones en la pretemporada y sumar puntos en unas posiciones con unas enormes necesidades del equipo en los laterales y en la última línea de creación de juego. Pero otros necesitaron un mayor tiempo para comenzar a entrar en los esquemas del Cholo. Cada jugador evoluciona a su ritmo y también Simeone ha requerido trabajar para encontrarles un lugar ideal sobre el terreno de juego. El mejor ejemplo, el de un Lemar que este año se ha reencontrado con sus mejores sensaciones después de haber fichado en 2018 con el Mundial con Francia bajo el brazo y que ha brillado jugando por dentro.

João Félix, Felipe y Lodi, tres de los fichajes del verano de 2019.

Pero volviendo al 2019, además de los tres fichajes citados, que aparecieron mucho en el once aunque no acababan de romper, Berta se centró en el mercado español y portugués para sumar a la causa a Marcos Llorente, Hermoso, Felipe, Herrera y Saponjic, lo que hacía un total de ocho caras nuevas que han ido madurando y, salvo en el caso del serbio, este año han explotado en el título de Liga. Trippier en su mejor versión como carrilero derecho, Marcos Llorente destapándose como un huracán en ataque, Hermoso en la línea de tres centrales o mucho más cómodo que la temporada pasada tirado al lateral izquierdo, un Felipe que acabó el curso igual que lo había hecho el pasado y Herrera generando fútbol en la sala de máquinas junto a Koke.

El Atlético conquistó LaLiga siete años después con su capitán y Giménez como únicos jugadores presentes en el título anterior (también comenzó la temporada Diego Costa). Eso sí, el central uruguayo apenas había participado en un partido de Liga en el curso 2013-14. Y este nuevo logro colchonero se ha producido con 13 incorporaciones en las dos últimas temporadas. Además de los ocho firmados en 2019, Carrasco regresaría al club en enero de 2020 hasta convertirse en uno de los futbolistas más importantes del título, mucho más comprometido que el que se marchó a China; Luis Suárez, Grbic y Torreira se sumaron en el mercado veraniego de 2021, Kondogbia un mes después en el periodo extra para sustituir a Thomas y Dembélé en enero para cubrir la vacante dejada por Costa.

Luis Suárez, Torreira, Hermoso, Herrera, Lodi y Grbic, todos llegados desde 2019, con el título de campeones de Liga.

Si firmar un jugador tan contrastado como Suárez conllevaba que el estilo de juego se adaptase a su fútbol, acercándose al área para encontrar al uruguayo con más asiduidad, el nuevo reto para Simeone es que sus futbolistas sigan evolucionando la próxima temporada. El gran objetivo es que João Félix acabe por tirar la puerta abajo después de dos inicios de curso muy ilusionantes, pero con la sensación de que con el paso de los partidos se fue evaporando. También Lodi tiene mucho margen de mejora, en su caso tras una temporada de menos a más. Y un Kondogbia más asentado puede ir dándole muchas cosas al equipo como ancla en el medio.

Simeone ha conseguido que los Llorente, Hermoso, Carrasco, Trippier y por fin Lemar hayan dado ese salto este curso y el Atlético ha rejuvenecido y reestructurado su plantilla con el gran colofón en forma de título de Liga. El Cholo explicaba en una entrevista tras su gran éxito que esa es la ventaja con la que parte el club rojiblanco respecto a sus competidores de cara a este mercado de fichajes, donde la idea pasa por la continuidad del grueso del equipo. “Real Madrid y Barcelona van a tener que pasar por la transición que tuvimos que pasar nosotros hace años y en nuestro caso tenemos que mantener en equilibrio”. Una transición muy criticada en su momento, pero que ha dado paso a un nuevo Atleti con cuerda para rato.