ITALIA

Oficial: Pirlo, despedido

La aventura de 'Il Maestro' al frente de la Vecchia Signora no ha sido lo exitosa que seguro ambas partes hubieran esperado. Allegri será su sustituto.

0
Oficial: Pirlo, despedido

La Juventus dio el primer paso oficial para anunciar a Massimiliano Allegri como su nuevo entrenador: echar a Andrea Pirlo. Esta mañana los turineses hicieron oficial el que era un secreto a voces, ya que el acuerdo para su sustituto está cerrado y firmado (cobrará en torno a nueve millones netos hasta 2025).

El 'Maestro' esperó hasta el final que el equipo le confirmara en el cargo, pero lograr la clasificación a la Champions in extremis y haber levantado Copa y Supercopa no fue suficiente. Pesó, y mucho, haber interrumpido la racha de nueve scudetti seguidos (sin luchar nunca por el título) y la humillante eliminación con el Oporto en los octavos de la Copa de Europa.

Los bianconeri le dijeron adiós con una carta: "Gracias, Andrea. Son las primeras palabras que debemos pronunciar al final de esta experiencia especial vivida juntos. Hace pocos meses, Andrea Pirlo, icono del fútbol mundial, empezaba en nuestro banquillo una nueva aventura, la primera como entrenador. Hacía falta valentía y confianza en sus capacidades, sobre todo en un momento de enorme dificultad con la pandemia y el mundo obligado a cambiar sus reglas día tras día. Lo hizo también Andrea: empezó (y de esto estamos seguros: la suya será una brillante carrera) un viaje de transformación, logrando a menudo llevar sus ideas y su experiencia como campeón en el campo". 

"Y como en el fútbol lo que vale son las victorias, hay que recordarlas: en pocos meses su Juve levantó dos trofeos y logró victorias brillantes en los estadios más prestigiosos, desde San Siro al Camp Nou. Por todas estas razones, por su valentía, sus éxitos, nuestras gracias llegan desde el corazón. Le deseamos suerte para un futuro que, sin duda, será muy bonito".

El técnico, muy decepcionado por lo ocurrido, publicó un largo mensaje en Instagram en el que confirma sus ganas de seguir el periplo de entrenador (con el Sassuolo muy interesado en sus servicios) y la rabia por no haber podido seguir: “Mi primer curso como entrenador se acabó. Ha sido un año intenso, complicado, pero maravilloso. Cuando la Juve me llamó, nunca pensé en el riesgo que corría, a pesar de que era evidente. Ganó el respeto por los colores de esta camiseta y las ganas de ponerme a prueba. Haría lo mismo, a pesar de los obstáculos que encontré debidos a un momento tan difícil para todos, en el que, sin embargo, logré los objetivos que me habían pedido. Esta aventura, a pesar de un final que no me esperaba, me aclaró aún más qué futuro quiero, y espero que esté completo y lleno de alegrías como lo que viví de futbolista. Es tiempo de nuevos desafíos y quiero agradecer, de todos modos, a la Juve y a los que me estuvieron cerca en esta temporada".