NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENERIFE

El Real Oviedo, un habitual del Heliodoro

El sábado alcanzará al Valladolid como el segundo equipo que más veces jugó en el Rodríguez López, con 32, solo superado por el Cádiz (33).

Actualizado a
El Real Oviedo, un habitual del Heliodoro

El Heliodoro cierra esta atípica temporada sin público ante un visitante muy conocido, el Real Oviedo. Tanto, que los asturianos alcanzarán al Real Valladolid como el segundo equipo que más veces habrá jugado en el Rodríguez López, solo por detrás del Cádiz. Los gaditanos han estado en 33 ocasiones, mientras que los asturianos llevan, de momento, 31, igual que Las Palmas, a la que superarán. Los de Pucela, que volverán el próximo curso, suman 32.

A lo largo de la historia, blanquiazules y astures se han cruzado en Primera (11 veces), Segunda (15), Segunda B (tres) y Copa del Rey (dos) y en el cómputo general, a los oviedistas no se les suele dar mal ya que puntuaron en 18 ocasiones gracias a sus ocho triunfos y diez empates. Los restantes 13 juegos se los llevó el Tenerife.

Es más, en su más reciente visita producida el 2 de octubre de 2019, la victoria fue visitante por la mínima gracias al acierto del panameño Bárcenas. A pesar de que llegaron a la isla como colistas aprovecharon su momento y sumaron sus primeros tres puntos del campeonato.

Para encontrar la última alegría tinerfeñista hay que remontarse al 26 de mayo de ese mismo 2019 cuando, ya en la recta final de la temporada, los de García Tebar se impusieron por 2-1 gracias a los goles de Suso y Carlos Ruiz, mientras que el hoy blanquiazul Joselu puso algo de emoción en la recta final recortando distancias de penalti.

El primer duelo entre ambos se produjo el 9 de noviembre de 1961 con un claro triunfo carballón por 1-4 merced a los dos goles de Marañón y otros tantos de José Luis. Yeyo Santos hizo el del conjunto local. Esa misma campaña, los insulares se tomaron revancha y golearon en Copa por 3-0.

Vale destacar que siempre hubo goles en este duelo, salvo en uno. El que se jugó en octubre de 1974 que terminó como empezó. El más trepidante de todos los encuentros jugados en la Isla fue el 3-3 de la temporada 95/96 en Primera: Llorente puso el 1-0, pero tras el descanso, Manel y Oli dieron vuelta el marcador (1-2). Sin embargo, los de Heynckes reaccionaron con goles de Felipe y otro de Llorente, pero en el 89, niveló Dubovski, de penalti para los pupilos de Iván Brzic.

Moore: "En líneas generales ha sido una buena temporada"

Shaq Moore es el futbolista que más partidos y minutos acumuló en esta temporada 2020/21. Solo faltó en dos duelos de Copa y contra el Málaga por sanción. Por ello, es una voz más que autorizada para hacer un balance de la competición. "No me he dado cuenta, pero cuando paras en verano, daré más valor a la que creo que en líneas generales ha sido una buena temporada", resumió el norteamericano.

"No empezamos de la mejor forma", recordó, "pero supimos sacar al equipo delicada hacia adelante". Para el futbolista, la clave "era seguir creciendo a partir de la defensa, pues los goles terminarían llegando. Los pequeños detalles matan, pero en Segunda especialmente, así que era clave ser sólidos en defensa", insistió.

En lo personal, el lateral derecho, comentó que como todos los años, "ha habido buenos y malos momentos. Toca seguir mejorando. Tengo que seguir y acabar el año de la mejor forma posible", indicó Moore que en dos años ya ha jugado 71 partidos oficiales como blanquiazul.

Sobre el último partido, dijo que el Real Oviedo "es un gran rival y queremos sumar los tres puntos para acabar la temporada lo mejor posible". Lamentó, de paso, que no habrá público en las gradas del Heliodoro, como sucedió todo el campeonato. "Echamos mucho de menos ese empuje y ánimo de la afición, así que ojalá podamos verles pronto de vuelta", deseó.

Tras dos días de descanso, la plantilla realizó este jueves la "sesión 201 de la campaña 20/21", según informó el club. Fue en El Mundialito durante una hora y 20 minutos con ejercicios de activación con movilidad y ronditos, posesiones y partidos en espacios reducidos. Este viernes tendrá lugar el último entrenamiento de la temporada, en este caso en el Heliodoro.

Más derrotas que victorias en la última jornada

Despide el Tenerife el sábado otra temporada aciaga. Nunca estuvo con opciones reales de optar por el Playoff y por momentos sufrió para alejarse del descenso. Llega a la última jornada, entonces, sin nada en juego salvo mejorar la clasificación. Eso sí, a lo largo de la historia, los blanquiazules han vivido anécdotas de todos los colores en la clausura de un certamen.

Vale aclarar que las estadísticas cuentan que los tinerfeños despidieron los campeonatos con 25 triunfos, once empates y 31 derrotas. La campaña pasada, sin ir más lejos, los de Rubén Baraja perdieron 2-1 en Los Pajaritos, victoria que fue insuficiente para el Numancia quien bajó a Segunda B. Es más, en la última década, se fue de vacaciones ganando solo dos veces.

Durante las 67 temporadas del Tenerife entre Primera División, Segunda, Segunda B y Tercera hay muchas curiosidades vividas en la última fecha. De las buenas y de las malas. Por ejemplo, en 1954, se jugó el primer derbi en el fútbol profesional en el Heliodoro (0-0), mientras que en 1961 los tinerfeños igualaron en Extremadura y consiguieron su primer ascenso a la elite.

Mucho más cerca en el tiempo, están los recordados dos encuentros ante el Real Madrid: en 1992 ganó el equipo de Valdano 3-2 con remontada incluida y en 1993, la victoria volvió a ser local, esta vez por 2-0. En ambos casos, los madrileños perdieron el título a manos del Barcelona.

En 1995, los tinerfeños se clasificaron a la Copa de la UEFA por segunda vez en su historia ganando en Gijón (0-2), mientras que en 2001 se consumó el ascenso de Butarque gracias al gol de falta de Hugo Morales que dejaba sin opciones al Atlético de Madrid. Por contra, en 2010, los de Oltra perdieron en Mestalla ante el Valencia y descendieron. El empate les valía para mantenerse.

También fue testigo el Tenerife del festejo ajeno en la última jornada. Por ejemplo, en 2004, el Getafe goleaba 3-5 en el Rodríguez López y subió por primera vez en toda su historia a la máxima categoría. La del 2012 dolió mucho más porque la Ponferradina venció en la Isla 1-2 en la final y dejó a los insulares sin ascenso a Segunda. Al igual que lo sucedido en Getafe en 2017, donde los de Marti se quedaron a las puertas de volver a Primera por un gol.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?