ATHLETIC-REAL MADRID

Aprobados y suspensos del Madrid ante el Athletic: Imperial Valverde, Nacho salvador

Buen partido del Madrid en San Mamés con un Odriozola que rindió a un excelente nivel y con Modric, como siempre, como faro del equipo.

Courtois: Una vez más fue muy importante. Con 0-0 tapó a la perfección, defendiendo su palo, un tiro a bocajarro de Morcillo.

Odriozola: Inclinó el partido hacia su banda en la segunda mitad, y estuvo especialmente bien en un par de contraataques del Athletic en los que salvó al equipo con rapidez e intuición.

Nacho: Gol importantísimo el que marcó. Le ha cogido gustillo a eso de asumir el papel del capitán Ramos.

Militao: Está terminando la temporada em um estado de forma excepcional. No hubo una acción a balón largo que le ganara Iñaki Williams. Además, como está acostumbrado, creó peligro en la puerta contraria en el juego aéreo.

Miguel: Mejor en la primera parte, donde acaparó el juego de ataque del Madrid, que en la segunda, cuando desapareció un poco. Pero es evidente que el Madrid ha encontrado un lateral zurdo de garantías en él.

Casemiro: Con el balón, un poco más impreciso en la primera parte. Casi marca con un cabezazo al larguero en un córner. Aguantó todo el partido sin ver la amarilla que le habría hecho perderse la última jornada.

Valverde: Espectacular. Su zancada dominó en el centro del campo. Fue el 'box tu box' que necesita todo equipo. Derroche físico.

Modric: El faro del equipo. Qué movilidad la del menudo croata, que fue capaz de aparecer en todas las zonas del campo para dar permanentemente soluciones a su equipo. Volvió a su mejor nivel.

Rodrygo: Buen partido en ataque y en defensa. Tuvo una participación activa en el gol de Nacho. Fue él quien abrió rápido a Casemiro para que éste centrara.

Benzema: Casi estropea el gol Nacho si llega a tocar el balón, pero no llegó a hacerlo. Muchas veces siente tal necesidad de ayudar en la zona de tres cuartos que deja al equipo sin referencia arriba.

Vinicius: Lo intentó en las dos bandas, pero siempre le falla algo en el último momento. En la primera parte Modric, incluso, se lo recriminó. El croata esperaba un pase claro a la segunda línea cuando estaba sólo para rematar.

Banquillo:

Asensio: Le dio tiempo a poco.

Hazard: Otra vez tuvo unos minutillos, sin más.