Benfica 4 - Sporting 3

Adán pierde su imbatibilidad

El Benfica evitó que el Sporting terminara la Liga NOS sin derrotas en el derbi de Lisboa. Las águilas se jugaban seguir peleando por el acceso directo a la Champions.

Adán pierde su imbatibilidad.

Hay derrotas que no duelen. La del Sporting ante su eterno rival, el Benfica, la primera de la temporada para el campeón de la liga portuguesa, fue de esas. Después de hacerse con el título liguero tras 19 años no hay derrotas que hagan daño. El mayor interés del partido era saber si el Benfica sería capaz de hacerle el pasillo al Sporting en Da Luz y la intriga duró muy poco: no hubo. El orgullo le pudo al conjunto de las águilas y el partido empezó sin homenajes ni protocolos especiales para honrar al merecidísimo campeón de la Liga NOS.

Aunque el Sporting no se jugara nada, el Benfica sí peleaba por el segundo puesto, que da acceso directo a la Champions, y se notó rápido. Los de Jorge Jesús salieron con una tensión de la que carecía el Sporting y con goles de Seferovic, Veríssimo y Pizzi el Benfica se puso 3-0 en la primera parte. Pedro Gonçalves, probablemente el mejor jugador de la liga portuguesa este año, recortó distancias justo antes del descanso, pero ambos equipos ya habían escrito el guión del partido.

Tras el descanso, el Benfica mantuvo el ritmo y la intensidad y el Sporting su sosiego. Seferovic puso el cuarto gol de su equipo en el marcador y la historia parecía haber terminado ahí. Sin embargo, el campeón tiró de orgullo y logró recortar distancias. Primero por medio de Nuno Santos y en los minutos finales, de nuevo Pedro Gonçalves metió el susto en el cuerpo a un Benfica que se había relajado. En una temporada llena de altibajos para el Benfica, el conjunto de Da Luz se lleva la pequeña alegría de haber evitado que su gran rival termine el año imbatido. Quien no se consuela, es porque no quiere.