VALENCIA

Voro reconquista al vestuario

El técnico consigue de nuevo el objetivo de la permanencia y se gana el respeto y el cariño de los jugadores.

Voro reconquista al vestuario
DAVID GONZÁLEZ

Voro. Siempre Voro. El apagafuegos oficial del Valencia sigue dándole lustre a sus intervenciones en el banquillo ché. El técnico valenciano, siempre alejado de los focos y anteponiendo el colectivo a los intereses personales, ha logrado de nuevo el objetivo. El Valencia seguirá en Primera una temporada más tras un curso convulso. La derrota del Valladolid certificó la salvación, pese a la derrota en el Pizjuán.

Voro ha conseguido, una vez más, ganarse el respeto del vestuario. El valenciano sigue siendo muy querido dentro de la caseta del Valencia. Los jugadores le ven como un entrenador de la casa, alguien cercano que tiene muy claro cuál es el verdadero objetivo. De hecho, desde que Voro está en el Valencia las caras de felicidad se han multiplicado en los entrenamientos.

El técnico ché también ha conseguido que todos los jugadores le tengan en cuenta. Además, en dos partidos ha sido capaz de darle vida a varios futbolistas que estaban en el ostracismo. Ante el Valladolid, una de las sorpresas fue Kang-In. Frente al Sevilla, asomaron por el once Ferro, Manu Vallejo y Lato. Hasta los suplentes están mostrando buena cara en esta recta final de temporada, también aliviados por tener el objetivo en la mano y después de haber pasado un drama. Sin ir más lejos, AS captó el estado de ánimo del vestuario del Valencia con una foto de Cheryshev que refleja la conexión de Voro con los jugadores.