TENERIFE

Jacobo: "He hecho un máster en paciencia"

El atacante volvió a jugar ante el Almería después de cinco meses ausente por lesión. Se encuentra con ganas, optimista, aunque aún no se ve para 90 minutos.

0
Jacobo, jugador del Tenerife.

En pretemporada, Jacobo González (Madrid, 1997) tuvo un aviso de lo que sería su temporada: en el último amistoso se fracturó la nariz, pero pudo debutar en la primera jornada y con gol ante el Málaga. Sin embargo, el infortunio reapareció y el 3 de diciembre se lesionó otra vez. Desde entonces tuvo que esperar 155 días para volver.

Por fin de nuevo sobre el verde después de tanto tiempo…

La verdad que han sido muchos meses, pero ya se han pasado y estoy listo para ayudar el equipo. Ya estoy perfecto.

Casi vuelve con gol porque esa última falta se fue apenas alta…

Estuvo muy cerca. En los entrenamientos tengo facilidad para hacer gol en ese tipo de situaciones, pero era bastante complicado porque llevo tiempo fuera. Hubiera sido una vuelta perfecta haber marcado.

¿Esperaba estar cinco meses fuera?

Es verdad que la fractura del pie es complicada porque todo el rato estás pisando y hasta que no consigues que ese dolor se vaya del todo no estás seguro. Aparte, también tuve una operación de nariz y esa fue bastante complicada porque al principio parecía que no iba a ser nada y fue bastante difícil a la hora de abrir. Entre una cosa y otra los plazos quizás han sido un pelín largos, pero dentro de lo normal.

Imagino que habrá hecho un Máster en paciencia durante estos 155 de ausencia…

Y tanto. Nosotros vivimos de eso, de querer competir en cada momento y estar fuera, ver que todo el mundo está ahí y no puedes ayudar y encima estás pasando por un mal momento y quieres estar ahí… Necesitas un poco de paciencia y al final he hecho un Máster y ya lo tengo más que superado.

¿Pensó en algún momento en tirar la toalla o por su juventud siempre tuvo ganas de volver?

No. La verdad es que eso no se me ha pasado por la cabeza. Lo único que he pensado es en recuperarme bien, en tener paciencia porque se sabe que en esto de las lesiones que quieres volver lo antes posible y luego eso es peor. Yo tenía claro que lo que quería era estar bien, no recaer porque al final es mucho peor y creo que al final tanto el club como yo lo hemos hecho bien.

En este tiempo de baja ha convivido con Borja Lasso, quien lleva más de un año sin poder participar. ¿Cómo lo ve?

Si yo lo he pasado mal, no me quiero ni imaginar cómo lo estará pasando él. Pero es verdad que Borja tiene una fuerza mental que pocas veces he visto. Está contento, está motivado y está con ganas de competir y eso después de tanto tiempo es difícil de ver. Más pronto que tarde lo vamos a volver a ver.

Temporada complicada tanto en lo colectivo porque el equipo no termina de certificar la permanencia y en lo personal donde ya en pretemporada tuvo esa lesión de nariz…

Nunca me hubiera imaginado que mi temporada hubiera sido así, pero esto es fútbol. Puedes tener temporadas muy buenas, otras muy malas, cosas que pasan pero lo importante es levantarse que el equipo esté bien porque nos quedan cuatro finales, empezando por este finde para poder estar más tranquilos.

Y eso que, a pesar de su lesión en pretemporada, debutó en el Tenerife con gol en la primera jornada ante el Málaga…

Una pena que no fuera con público porque se nota mucho, pero la verdad es que puedo pedir más: empezar marcando gol después de haber sufrido esa misma semana la fractura de la nariz. La verdad que quejas no tengo ninguna. Todo empezó muy bien y se complicó un poquito.

Imagino que la próxima campaña se la tomará para sacarse la espina de esta, ¿no?

Mi objetivo el año que viene es demostrar todo lo que no pude este año. Que la gente vea que yo no he venido aquí a pasar el rato, a competir y a que disfruten de mi fútbol que tengo de demostrarlo porque sé que lo tengo. Intentaré sacarme la espinita de este año que no ha sido bueno y espero que lo sea el que viene.

¿Cómo ha visto al equipo desde fuera en estos meses?

Es verdad que ha habido vaivenes, subidas y bajadas a lo largo de la temporada, pero esto es Segunda División y todos los equipos tienen momentos muy buenos y otros peores. Hasta el Espanyol porque la Liga es muy competida. Ahora el equipo está bien, los resultados no están acompañando, pero hay que confiar. Hay que estar todos unidos en estos cuatro partidos tan importantes que nos quedan. Yo tengo una sensación buenísima porque creo que estamos haciendo las cosas muy bien. Solo nos falta conseguir ese gol que nos de la tranquilidad.

Ante el Almería, por ejemplo, el equipo dio la cara con diez y hasta mereció el empate…

Hemos sufrido varios partidos con diez jugadores y aun así hemos dado la cara, hemos competido y este fin de semana merecíamos un poquito más, aunque jugar con diez jugadores es complicado.

¿Cree que el próximo partido ante el Sabadell es el más complicado de los cuatro que quedan?

Yo lo tomaría como una final. Tenemos que salir a darlo todo porque es el partido más importante del año. Nos estamos jugando todo en las últimas jornadas y este próximo partido ante el Sabadell es el más importante de todos.

Y con tantas bajas, ¿se ve ya de inicio?

Es complicado. Aunque haya bajas, hay muchos jugadores a buen nivel y en mi caso, después de tanto tiempo, mi estado físico no es perfecto, falta ritmo de competición, jugar unos cuantos minutos porque jugar 90 minutos al nivel de exigencia que hay, es complicado. Yo encantado de poder jugar los 90 minutos, pero hay que tener un poco de paciencia porque nunca se sabe lo que puede pasar.