EIBAR

Artetxe: "¿Cómo no voy a creer en los milagros si yo viví uno?"

El excapitán del Eibar cree que “deben ser solidarios y apoyarse en el campo”, y ve posible la salvación “siempre y cuando todos los jugadores piensen en el bien común”

Artetxe: "¿Cómo no voy a creer en los milagros si yo viví uno?"

Existen jugadores importantes, muy importantes, y luego están las leyendas. AS ha hablado con una de ellas. Óscar Artetxe, el “maixu”, el que se negó a ir a un equipo de Primera División porque quería mantener su puesto de trabajo. Eibarrés, capitán y un emblema de aquél Eibar de los años 90. Con él en el campo, el Eibar logró un imposible en la temporada 1998/99, remontando 13 puntos en 5 jornadas para mantenerse en Segunda División, una gesta que a día do hoy los de Mendilibar están más cerca de alcanzar.

Sabe que “al encadenar dos victorias seguidas, al jugador no le tiemblan tanto las piernas y piensa de formas más clara”. Aquella mágica temporada con Barasoain en el banquillo la califica como “increíble”, y además ofrece la clave. “Nos quitamos la presión, estaba todo perdido y ya no había tácticas, sino el darlo todo y arriesgar. Salió bien, pero como todo estaba perdido, no nos quedaba otra. El entrenador no nos hablaba de la forma de jugar del rival, sino de que saliésemos a darlo todo”.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
18Huesca 30 6 12 17
19Elche 30 6 12 17
20Eibar 29 6 11 18
Clasificación completa
Próximos partidos
Eibar - Betis J-13/05 20:00
Valencia - Eibar D-16/05 18:30
Eibar - Barcelona D-23/05 18:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 11 de mayo de 2021

Por algo Artetxe es el “maixu” de Ipurua. Y sabe de la importancia del conjunto por encima de las individualidades. “Lo más importante de aquél año fue el papel de los que no jugaban habitualmente. El hacer un grupo, una piña, eso lo tengo clarísimo”, reconoce el eibarrés. “Es mucho más difícil la labor del que no juega, porque aquél año se portaron de maravilla y dieron mucha fuerza al grupo".

También es verdad que el fútbol ha cambiado. “Nosotros cuando peor estábamos, hacíamos cenas, meriendas… Contábamos anécdotas chistes y aquello era una cuadrilla. Casi todos éramos de por aquí, y creo que influía”.

Artetxe recalca que la diferencia entre el fútbol actual y el que él vivió radica en la profesionalización del oficio. “Nosotros no pensábamos en otro equipo, sólo en el Eibar. Pero el profesional va pensando en su carrera, es normal. Nosotros no pensábamos en un más allá”.

Preguntado por algún consejo para la actual plantilla, con su habitual humildad dice que les pediría que “jueguen para el compañero, para el equipo, que se vacíen y lo den todo. Con eso ya vale. Sólo deben pensar en el ahora, y olvidarse del futuro de cada uno. Hay un objetivo común para todos, y no se puede pensar en nada más”, sentencia.

Cree que “es posible, por supuesto. Si yo lo he vivido, tengo que creer, porque yo lo he vivido. Hay mucha gente que cree en otras cosas que ni están demostradas (ríe), así que yo voy a creer en este equipo”. Palabra de Artetxe, ahí es nada.